Alba et Thomas

Thomas

10 años después de mi primer largo viaje en India vuelvo a meter mi vida en cajas

10  años sin una verdadera estabilidad, alternando entre el trabajo de temporada y las vacaciones,entre el apartamento y el camión, hosteleria y batimentos, mar y montaña, ciudad y pueblo.

Me considero una persona inquieta y con facilidad para adaptarme a todo  tipo de situaciones. Instalarme en un nuevo lugar y comenzar a descubrirlo hasta que pasa a ser un lugar familiar es algo que me apasiona.

Después de una pequeña crisis de la treintena y de echar la vista atrás me di cuenta que verdaderamente no tenía ninguna atadura en la vida que me limitase a hacer el que es uno de mis sueños de adolescente: La vuelta al mundo.

Vivir el estilo de vida en el que creo, basado en mis ideales y aspiraciones. Un viaje que además de muchas otras cosas combine mis dos pasiones; el deporte y continuar aprendiendo sobre todo tipo de construcción y habilidades con mis manos.

Dejar todo lo material y llevar conmigo aquello únicamente necesario. Depender de la bicicleta para desplazarme y de conocer a personas.

A los 31 años digo adios al «confort» y me reencuentro con un estilo de vida en el que no sabré donde dormir, lo que comeré o hasta donde me llegare al dia siguiente.

A los 31 años decido ir a lo desconocido, donde nada está planificado, donde mi unica guia serán mis reencuentros con las gentes de los países por los que pase.

A los 31 años pruebo si mi sueño puede convertirse en una realidad

Alba

Alba, 25 años.  A los 18 deje mi pueblo en el norte de España ( Salas de los Infantes) para comenzar la Universidad. Esta etapa de mi vida me hizo vivir en una ciudad diferente cada año pasando por Salamanca, Barcelona y Granada donde vivi maravillosos años de mi vida. Terminé la licenciatura de Ciencias Ambientales en el sur de Portugal, donde realice mi proyecto final dentro de la temática de la Agricultura ecológica. Allí no solo termine la licenciatura,  también descubrí lo que  a dia de hoy es mi pasión; trabajar con mis manos en contacto con la tierra, conocer nuevos y ancianos métodos de agricultura que trabajan en respeto y armonía con la naturaleza logrando una relación de equilibrio entre el ser humano y el planeta.

Cuando finalice la universidad comencé a conocer lo que es viajar de manera pura, viajar con una mochila y cuatro pertenencias pero con el corazón abierto al mundo. Después de viajar y trabajar en empleos temporeros en el centro de Europa por algo más de un año mi primera parte del viaje terminó en Suiza donde después de trabajar durante 4 meses en una granja me puse destino a Asia. Mis 6 meses en India y después en Nepal sola me hicieron descubrir mi adiccion.

Adicción a nunca tener un plan fijo, a despertarme sin saber donde dormire, a no tener ni idea del plano temporal en el que me encuentro, a observar, a conocer personas y no nombres ni apellidos, a encontrar familias en lugares donde llegue sin nada, a conocer nuevos olores, colores y sabores.  Adicción a conocer el planeta tierra y toda la biodiversidad que lo habita, a conocer sus montañas, sus árboles y sus pájaros. A conocer el increíble poder de adaptación del ser humano, sus costumbres, sus creencias, sus rasgos físicos, sus sonrisas. Adicción a formar parte de proyectos que me hacen crecer poquito a poquito.

Adicción a la curiosidad

Adicción a vivir el presente

Adiccion a tener la sensación de estar viviendo cada segundo de mi vida como un momento único

Es, de esta maravillos adicción, que nace este nuevo proyecto.

 
error: Content is protected !!