Lào Cai -Hà Tiên

Primera parte pedaleada en el Norte de Vietnam!
Diaskm
251.220
CampingHostelInvitadosTren
131021

Y seguimos entre «comunismo»!

Para decir verdad una parte de nosotros estaba deseando salir de la ajetreada China después de dos intensos meses!

La frontera que esta en el centro de la ciudad de Heiku (China) / Lao Cai (Vietnam) fue muy sencilla a pasar, llegábamos con la VISA ONLINE de Vietnam para un mes así que no tuvimos que hacer ningún tipo de papeleo…en cuestión de una media hora habíamos pasado las dos barreras y estábamos listos para circular entre scooters!

Aunque no vimos mas que un extranjero entrando en la otra dirección, es una frontera con mucho movimiento para los locales vietnamitas que van a China a cargar sus bicicletas con diversos productos “made in China”….nosotros nos lo saltamos pero las colas para ellos eran inmensas!

Bicis bien cargadas!
Frontera Heiku-Lao Cai
Primeros momentos en Vietnam

Una vez en territorio vietnamita no teníamos ni idea de que ruta seguir…sabíamos que íbamos dirección el Océano y que no queríamos pasar por Sapa (ciudad turística en el norte) ni por Hanoi, la capital. Así que mirando el mapa decidimos pasar un poquito por las montañas y por el lago Thac Ba, el lago artificial mas grande del note de Vietnam, tenia una ruta para rodearlo así que parecía simple para acampar y quizás bañarnos un poquito!

Este lago nos creaba curiosidad porque fue creado en los años 60 para la construcción de una empresa hidroeléctrica. Anterior a este proyecto era una zona con cultivos muy variados, sin embargo los últimos años ha sido castigada por los monocultivos tan extendidos en este país.

Primero durante años todo el mundo se dedicaba al cultivo de la Yuca, una nueva compañía llego y el monocultivo se instauro por años…hasta que se dieron cuenta de la contaminación que a gran escala esta planta generaba llegando al punto de contaminar las capas freaticas así que finalmente la fabrica se movió a contaminar a otra parte…después de esto vendría el cultivo del eucalipto australiano que todavía hoy esta en todas las pequeñas islas que asoman del lago y al borde, un cultivo que es rentable par los locales porque en solo 3 años pueden cortar el árbol y apenas necesita cuidados, pero que esta acabando con las pocas propiedades que le quedaban a la tierra… a día de hoy ciertos grupos buscan volver a la agricultura tradicional para recuperar las propiedades de un suelo muy castigado.

Y volviendo a nuestro pedaleo! El primer día después de atravesar la frontera fue genial…de repente nos encontrábamos felices de la vida por carreteras secundarias sin asfalto ni trafico, gente local, ríos sin contaminación, comida barata y apenas desnivel…! Paramos en varios sitios a bañarnos porque durante el día el sol pegaba bien, por la noche las temperaturas descendían un poco asi que todo era mucho mas agradable que en la vecina región China.

El único inconveniente??

Vietnam se convertiría sin lugar a dudas en el país mas difícil del viaje para acampar…entre que todo el terreno esta cultivado y que la gente al ser un turista no esta demasiado receptiva (aunque estés muy lejos de los puntos turísticos) nos fue muy difícil encontrar algo cada noche…ademas reducíamos el tiempo de día y ahora a las 5 y media el sol se metía a dormir ( en comparación de China que era a las 7 de la tarde)…esto fue una gran diferencia y tuvimos que comenzar a levantarnos mas pronto ( royo 6 de la mañana) si queríamos hacer kilómetros antes de que nos pillara la noche.

Tranquilidad en nuestros primeros dias pedaleando
Buenos rios para bañarse!
Verde!
Nadie en la carretera
Solo Bufalos!
Problemas con el neumatico de Thom 🙂

En esta zona norte los paisajes nos recordaban un poco al este de Nepal: casas de madera instaladas en altura, cultivos de arroz y maíz y búfalos por todos los rincones…! Un terreno muy verde con selva en todas las direcciones y montañas cubiertas de floresta hasta la misma cima… muy agradable pedalear!

Mujer con la desbrozadora
Una casa abandonada donde al final pudimos acampar entr platanos y maiz!

En cada pueblo por el que pasamos nos encontrábamos con un tipo de producción en la que TODOS trabajaban… desde canela, piñas o melones hasta maderas varias de las que sacan laminas para después vender para diferentes usos. En el norte la economía en torno a la madera es bastante fuerte.

Produccion de fruta de la pasion
secado de madera
Aqui todo el territorio es de todos!

Como denominador común de todo Vietnam diremos que todos se mueven en moto con su pequeño casco colorido ( el casco es obligatorio), pero aparte de esto hemos encontrado muchas diferencias entre Norte, Centro y Sur del país… diferencias que vienen de muuuucho tiempo atrás! Y por supuesto de la famosa guerra de Vietnam (1955-1975), una guerra que a fuerza todos conocemos…

En el Norte hemos podido sentir su orgullo de ser de esta parte al fin y al cabo “ganadora” en esta batalla…la parte comunista...hoy en día prácticamente cada hombre lleva puesto el casco que se utilizo durante la guerra como normal durante todo el día, sentimos un carácter mas fuerte en esta área… como que a veces pasan un poco de ti o te suben los precios exageradamente pero cuando les dices que ese no es el precio real se enfadan y a veces ni nos llegaron a vender lo que queríamos… nose un poquito especiales y bastante obsesionados con el dinero es como los hemos encontrado…

El lago fue agradable a pedalear y curioso de ver la forma de vida en esta área, aquí nos paso una anécdota que puede explicar un poco a lo que nos referimos con el carácter de los Vientamitas del Norte… estábamos pedaleando al borde del lago y encontramos un súper terreno de tierra VACÍO con hierba verde y todo…un lujo!Decidimos acampar allí, alrededor no había mas que una casa y la mujer bajo por la noche para decirnos que todo bien ( o eso comprendimos) y que simplemente tuviésemos cuidado con los mosquitos…pero a la mañana siguiente cuando estábamos guardando las cosas bajo otra vez para pedirnos dinero ( era la primera vez en todo el viaje que alguien nos pedía dinero por acampar)…al final hablando solucionamos todo pero nos encontraríamos esto durante toda nuestra estancia en el país (en diferentes contextos)…eres blanco=tienes dinero es como piensan, no hacen ningún tipo de distinción de si viajas en 4X4, bus o bicicleta.

Pequeñas islas de tierra que ha emergido plantadas de eucaliptos
Donde acampamos

Al final lo que nos quedaba era saber bien los precios reales ( que los adivinas cuando es un niño o niña el que te atiende en la tienda) o cuando miras en los grandes supermercados donde los precios están escritos y luchar un poco siempre que comprábamos algo! Hay que decir que al final Vientam nos ha resultado un país súper barato...cada día comíamos un gran plato de arroz con tomate y tofu por poco mas de 1,50 por los dos y las veces que tuvimos que ir a hostel nunca pagamos mas de 4 euros por la habitación a excepción de cuando paramos en un sitio turístico que la cosa subió a 7.

La mayoría de las noches que acampábamos lo hacíamos al borde del rio sin imaginarnos lo que se repetiría 2 veces seguidas… que unos pescadores apareciesen en el medio de la noche y que cada 2 horas viniesen borrachos a decirnos “hello” “hello” e intentar hablar con nosotros sin comprender que era la hora de dormir mas que de ponernos a conversar! Vaya desesperación!

Al borde del rio asi que encuentro con pescador!
Vistas desde la tienda
Encuentro con pescadores segunda parte!
En nuestro camino nos encontramos con diferentes iglesias de estilos muy diferentes, hay una gran parte de la poblacion cristiana pero no demasiados fanaticos al tratarse de un pais comunista…ademas algunos templos de la antigua religion China

En nuestro camino al océano hicimos una parada en un sitio turístico por el simple hecho de ver el estilo y descansar por un par de días…teníamos que planear en que punto cogíamos un tren para avanzar en un país tan extenso como Vietnam! Si queríamos atravesarlo de Norte a Sur estábamos muy justos de tiempo con la VISA y ademas en bastantes momentos tendríamos que coger carreteras un poco mas principales con trafico ( que aquí es horrible! No hay países mas ruidoso…pitan para todo!).

Ademas teníamos que comenzar a planear el tiempo que nos quedaba y organizarnos si queríamos pasar algunos días de relax en la playa, seguramente en Camboya, antes de partir.

Al final decidimos coger un tren desde Ninh Binh a Tam Ky (744km) al sur de Da Nang. Esto nos permitía saltar una zona un poquito mas turística y situarnos en la región montañosa que nos interesaba para atravesar hasta la frontera con Camboya entre jungla!

Vietnam segunda parte!

Pasamos unos primeros días bordeando la playa sin demasiado calor…el problema en estos países es que si no es un sitio turístico las playas en general están llenas de basura y de maquinas que extraen la arena para construir así que el atractivo no es máximo! Aun así pedaleamos bien tranquilos y encontramos buenos sitios para acampar donde nadie vino a hablar con nosotros en el medio de la noche!

Las motos se utilizan para todo!
Llegada a la playa despues de muuuuchos meses entre montañas!
No el mejor dia para celebrarlo al sol…
Las playas no turisticas… ;(
Reorrimos toda la costa y a vces teniamos que coger pequeños ferrys para atravesar porque no habia puentes
Camping vistas al mar
CASA

Dirección Pleiku subíamos de nuevo en altitud a 1400m ( esta vez partiendo del nivel del mar), tuvimos un puerto de montaña a pasar de esos que no olvidaremos…madre mía que porcentajes de rampas! Por 40 kilómetros estuvimos subiendo non stop con ademas una lluvia torrencial que no paro por 40 horas! Nunca habíamos visto llover de esa manera…al parecer había un tifon en la costa y aquí llego en forma de lluvia torrencial!

Esta parte no fue fácil porque ademas de lo que costaba pedalear en este área con la lluvia estábamos calados y no había NADA donde cubrirse por bastantes kilómetros… solamente jungla y grandes arboles donde daba un poquito de respeto estar demasiado tiempo por lo que pudiese aparecer…fue un poco agobio porque solo quedaba pedalear y pedalear non stop hasta ver un sitio donde meterse…al final del día por fin vimos un pueblo bastante old school donde pudimos parar a comer algo y a encontrar un sitio donde refugiarnos para acampar!

Un chico que estaba haciendo su servicio militar en la oficina del pueblo vio la situación y nos invito a dormir a su casa…todavía lloviendo le seguimos detrás de su moto a las 6 de la tarde (de noche) y todavía con un buen desnivel ( estábamos muertos!) después de meternos en la jungla llegamos a un pequeño poblado con cabañas de madera en altitud donde la gente cocinaba con la leña arroz y donde los rasgos ya cambiaban por completo…la gente tenia una piel mucho mas bronceada y un pelo negro como el carbón! Y ahí que pasamos la noche tan agusto escuchando el apocalipsis que había fuera… un viento que agitaba los arboles en todas las direcciones y lluvia que era como si tuviésemos una cascada encima de la cabaña… por la mañana no sabíamos que hacer…seguía lloviendo y TODAS nuestras cosas estaban empapadas… el próximo pueblo donde vimos que había algún hotel estaba como a unos 40 km ( todavía cuesta arriba!) así que decidimos hacer el esfuerzo de intentar llegar para poder secar todo sino fijo íbamos a acabar malos…demasiada humedad y horas mojados!

Donde pasamos la noche
Los niños del pueblo…alucinaban!
Momento de partir

Y llegamos y por supuesto los mocos y el dolor de cabeza empezó a llegar…uy uy uy por primera vez en el viaje parecía que nuestras defensas iban a bajar, conseguimos secar las cosas y al día siguiente en un paisaje espectacular de grandes bosques y pequeña carretera llegamos a la ciudad de Pleiku, la ultima gran ciudad antes de atravesar la frontera.

Aunque nuestra idea era pasar un día y continuar al final yo me levante completamente muerta y con anginas que comenzaban a germinar! Así que nos pasamos un intenso día a infusiones de limón, ginger y miel y a dormir cruzando los dedos por despertarme mejor al día siguiente! La verdad que nos llego en el mejor sitio donde nos podía pasar porque estábamos en un muy buen hostel y barato y en esta ciudad había grandes supermercados donde podíamos encontrar todo para comer bien durante el da y mimarnos un poco!

Y mientras escribo sobre todo esto me esta viniendo a la cabeza que hay dos cosas que todavía no he mencionado pero que son un clásico de Vietnam… el CAFÉ y las HAMACAS y los KAROKES…ambos forman parte de la vida cotidiana en el país! Y muchas veces van juntas porque la mayoría de los cafés son simplemente un conjunto de 15 hamacas alrededor!

Cuando llegamos a Vietnam vimos que había “cafés” en cada esquina…pero como anteriormente en todo nuestro viaje nunca se había dado que a lo que llaman café fuese realmente un sitio para tomar café (generalmente llaman café a un restaurante o aun sitio donde puedes tomar nescafe u otras bebidas de este tipo) ni si quiera nos habíamos parado… pero poco a poco comenzamos a descubrir que era verdadero café y que es MADE IN VIETNAM… y es que Vietnam es el segundo productor de café del mundo después de Brasil! Regalito de la época de colonización francesa cuando esta zona se conocía como la Indochina Francesa… parece ser que no tenían suficiente con África que decidieron crear grandes campos de cultivos por aquí también!

Manera de servir el cafe con un filtro en la parte superior de la taza donde el cafe cola hasta que el agua se termina…muy lento todo
Cafe que nos encontramos pedaleando

En esa época Vietnam era un gran productor de caucho, te, arroz y café ( prácticamente como hoy en día)…

En esta parte del centro del país conocida como el altiplano central pudimos ver continuamente cultivos y café secándose…ademas por supuesto el café era mas barato que en el Norte! En general ellos lo toman con muchos hielos y en ocasiones con leche condensada (depende de los lugares).

Clasico cafe con hielos y leche condensada

El sabor es especial…muy amargo…y es que la producción casi al completo en Vietnam es de café Robusta…un café muy diferente al Arabica al que estamos mas acostumbrados. El robusta es considerado un café de calidad mas baja y con un cultivo mucho mas sencillo (a todo esto me remonto ya a nuestra visita en Guinea de los cultivos de café en el bosque de Ziama). La cosa del café robusta es que aunque se consume como café molido solo, es el café utilizado para producir el café soluble de baja calidad así que se ha convertido en un gran exportador del sector…Teniendo que en prácticamente todos los países mas “pobres” del mundo se consumen toneladas del barato café soluble (en todo África y Asia Central fue este nuestro café de cada mañana) el negocio no parece tan malo…

En algunas zonas hemos visto que hay familias que comienzan a producir arabica para así cambiar la “mala” publicidad del café de Vietnam, pero la realidad es que el 96 por ciento en la actualidad es robusta… una producción que ademas esta generando ( como todo monocultivo) muchos problemas en el ecosistema del país…la cantidad de fertilizantes que se utilizan en estos países es EXAGERADA lo ves cada día pedaleando y te encuentres los paquetes de todo tipo de productos al borde de la carretera todo el tiempo…en ocasiones (como en China) pasábamos por pueblos que no tenían tiendas de comida pero que tenían 4 tiendas de fito sanitarios para todo tipo de cultivos, para los animales y para las piscifactorías…El futuro del país en este sentido parece un poquito negro…la realidad es que casi 3 millones de personas trabajan en el sector del café y aunque bosques estén desapareciendo para su cultivo y los recursos hidrópicos cada vez escaseen mas las personas están sumisas en un consumismo creciente que parece poco a poco aumentar no precisamente de manera gradual…

Cuando estuve echando un ojo a los datos de los bosques en Vietnam una vez mas alucine...según la WWF el bosque primario ha desaparecido prácticamente en Vietnam, se ha perdido casi 65.000 kilómetros cuadrados de cubierta forestal desde 1973, casi nada.

No me voy a meter a tratar el resto de cultivos ( caucho, arroz o te) pero la situación es prácticamente la misma.

Respecto a las hamacas pues bueno…simplemente es su asiento favorito…las encuentras en todos los lados y hechas de todos los materiales posibles ( la mayoria reciclados)…ahi se echan sus siestas, se sientan para beber el café o comer o duermen por la noche…nuestros preferidos eran los bares hamacas donde no habia sillas solo una mesa y tus dos hamacas ( todo esto para los locales nada de hacerlo como especial para los turistas…).

Y que decir de los karaokes… desde Asia Central hemos visto que el sitio de fiesta de muchos países siempre es ir al karaoke, en China también. Pero es que en Vietnam es otro royo…todas las casas ( hasta la mas súper mega humilde) tienen una telE conectada a altavoces y un micrófono, pases por donde pases y no importe la hora vas a escuchar a alguien cantando….a veces era surrealista estábamos por la selva o en un camino si nadie y se escuchaba a alguien ( o grupo) cantando…adoran la música y si no están cantando siempre tienen la puerta de la casa abierta y la música atope… según hemos deducido la cosa es así como normal y espontanea, un amigo pasa por al lado de una casa y el otro le dice de hacer un karaoke y se pasan una hora cantando ( sobretodo la mayoría de las ocasiones hombres mayores).

Bueno pues tras la explicación de los tres clásicos vietnamitas seguimos con el recorrido dirección la frontera de Camboya!

Al día siguiente tras una sobredosis de infusiones me desperté mucho mejor y nos pusimos rumbo a la frontera…unos 75 kilómetros así que aunque llegamos a tiempo para cruzar decidimos dormir no muy lejos en un pequeño bosque y cruzar al día siguiente…como estábamos un poco en altitud la temperatura era perfecta…hace ya casi un mes que por el calor no ponemos la cubierta a la tienda de campaña y dormimos solo con la mosquitera y la verdad que es un verdadero placer dormirse viendo la luna, despertarse en medio de la noche y ver las inmensas estrellas y por la mañana meterse en el saco de dormir con el agua del rocío, ver el alba y finalmente el amanecer…por dos meses prácticamente cada día esto se ha repetido y te hace darte cuenta de la suerte de poder vivir fuera de esta manera, 24 horas, y poder apreciar los bellos colores, temperaturas y olores que el mundo ofrece.

Nada como en esos días calurosos despertarse a las 6 de la mañana y aprovechar esa primera hora de luz fresquita para beber un buen café antes de comenzar otro imprevisible día.

Y tras este buen café nos pusimos en marcha a la frontera donde tranquilamente el oficial al ver nuestro pasaporte nos dijo que no podíamos cruzar por allí… queeeeeeeeee???

Enserio???? Habíamos pasado esos días por las montañas con toda esa lluvia ( también con paisajes maravillosos pero bueno habíamos sufrido un poco!) para nada….tras una lucha de una hora con los oficiales nos mostraron el papel donde aparecían las fronteras entre ambos países donde se aceptaban las visas electrónicas…oh no!!! Habíamos mirado si era una frontera internacional y si podíamos hacer la visa en llegada en la parte de Camboya! Pero nada de las visas electrónicas…( En Vietnam hay una visa gratuita de 15 días que te la hacen a la llegada y una visa electrónica que es para un mes y cuesta 25 euros).

Lo único que nos quedaba era volver a la ciudad anterior y coger un transporte a la siguiente frontera, la mas cercana era 800 kilómetros en la inmensa ciudad de Saigon, la frontera mas transitada, y la siguiente a unos 900km un poco mas al sur, elegimos la segunda opción… en nuestra visa nunca hubiésemos tenido tiempo para llegar pedaleando así que no nos quedaba otra.

Y ademas…para decir verdad nos moríamos por probar los sleeping bus! Unos autobuses que habíamos visto un par de veces mientras pedaleábamos donde hay camas dentro pero super lujoso ( modo asiento que se mueve, tele, cargador…) así que encontramos uno barato en ese mismo momento y en 8 horas estábamos en el sur! ( que raro se nos hace esto de poner nuestra bici en un transporte!)

Nunca nos hubiésemos imaginado recorrer Vietnam en tres veces pero bueno…así podíamos explorar el norte el altiplano central y el sur ( tratando de buscar la parte positiva!)

Vietnam tercera parte!

Cuando nos bajamos del bus directamente sentimos mas calor y humedad, lo bueno es que fuimos directos al borde del mar así que refrescaba un poco mas por la noche lamentablemente no encontramos en todo el recorrido zonas para bañarnos…siempre íbamos a unos 300 metros del mar pero no había accesos y los que habían era porque había cultivos o para los pescadores… es una área de máxima producción en esos sectores…enserio que en Vietnam cada trozo de tierra esta utilizado!

El sur nos sorprendió porque hay una cantidad inmensa de ríos que desembocan en el mar ( incluido el Mekong un poco mas al norte) y en la tierra se forman un laberinto de canales (inmensos!) que forman todos los pueblitos conectados por pequeños puentes, la gente se transporta en barca y hasta los mercados son flotantes…la verdad que es un lio…muy fácil perderse! Y en ocasiones es hasta un poco claustrofobia porque esta sucio y hay mucha mezcla de olores por ahí… una de las noches que andábamos perdidos entre canal y canal una familia nos invito a dormir en una cabaña que tenia y pasamos la noche como decimos nosotros “ a la Africana” durmiendo en el suelo y con la mosquitera.

En la desembocadura
A la africana
Familia que nos invito

La gente del sur nos pareció mas simpática y relajada en las pocas experiencias que tuvimos…los últimos días nos la pasamos pedaleando con el calor y bebiendo y comiendo en cada parada nuestra mezcla favorita…banana frita y zumo de caña de azúcar bien fresquito! Que placer!!

La banana la prensan como en lamina y después la meten en une mezcla como de leche y harina y la fríen, ambas cosas no nos costaban mas de 20 céntimos y hacían la pausa perfecta!

La verdad que viajar así nos ha hecho probar tantas cosas en el ámbito culinario! Siempre pienso que en este viaje he comido en Guinea mangos para toda la vida, en Irán albaricoques o nueces en china frutas de la pasión, aquí la caña de azúcar…es genial comer local, estar en el lugar y tener la oportunidad de poder probarlo prácticamente gratis ( o gratis) allí…esta claro que una papaya comprada en el supermercado en España nunca me sabrá igual que la cogida de un árbol en Gambia!

Y poco a poco y entre pinchazos llegamos a la frontera! Yo hacia muchísimo que no pinchaba pero en un día pinche tres veces… fue una locura andar reparándolo cada vez con el calor que hacia… a la entrada a Camboya ya era demasiado y tuvimos que buscar un sitio para comprar una cámara nueva! Mas tarde descubriríamos a que se debía tanto pinchazo…pero eso lo dejo para el próximo capitulo!!

Frontera con Camboya!

2 Comments

  1. Et be, quel beau récit encore, on a tant appris à te lire! Tu as fait de ce voyage un trésor de connaissances . A bientôt dans le midi de la France où on écoutera vos péripéties

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!