Primera etapa…Francia-Turquía

Francia-Suiza-Alemania-Austria-Eslovaquia-Hungria-Serbia-Bulgaria-Grecia-Turquia (Frontera)

3600 Km

69 dias total

40 dias pedaleando

29 dias escalada (5 reposo)

2 Warmshower (Viena y Budapest)

2 camping ( Passau, Austria y Serbia)

1 Hotel ( Vratsa, Bulgaria)

1 Hostel ( Belgrado)

63 Camping Salvaje

Y de África a la travesía de Europa!!

Volvimos a la carretera, pero esta vez de manera diferente.

Dejamos atrás el autostop y nos lanzamos con una nueva aventura sobre dos ruedas. Ahora somos un poquito mas independientes y las largas esperas quedaron atrás, pero también es mas difícil el contacto con las personas locales o el conocer las historias mas desconocidas de los sitios por los que pasamos ( las lenguas tampoco son obvias). Ambas formas tienen su magia y en estos casi últimos 3 meses estamos viviendo y descubriendo una diferente.

Dejamos Dole, la ciudad natal de Thomas el 24 de agosto. La sensación era extraña. Partir para un largo viaje desde tu propia casa es un sentimiento especial, confuso.

Los primeros dos días rulamos por sitios por los que en numerosas ocasiones habíamos pasado en bici o con el coche, sitios que conocíamos bien, pero esta vez estábamos por allí con unas bicicletas cargadas buscando un lugar donde poner la tienda para al día siguiente continuar un poquito mas lejos…Estando tan cerca de casa bromeábamos con que si algo pasaba o si se nos había olvidado alguna cosa podíamos en todo momento coger un tren y en nada estaríamos de vuelta!… pero poco a poco comienzas a alejarte y el retorno ya no es tan simple como montarte unas horas en un tren. Esta es quizás hasta el momento una de las sensaciones mas aditivas del viaje en bicicleta, como en apenas una semana puedes sentir los kilómetros que has hecho, ver la distancia y sorprenderte a ti mismo muuucho de lo lejos que estas con respecto a la semana anterior! Y ademas solo utilizando tus piernas??!!!

Primeros dias de camping

En esta primera etapa hemos cruzado Francia Suiza, Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Serbia, Bulgaria, Grecia y hemos llegado a la esperada Turquía!

Hasta nuestra entrada en Serbia el viaje por el centro de Europa ha sido tranquilo y con pocos cambios entre los diferentes países, finalmente todo esta regido bajo los mismos patrones. Hacia tiempo que ninguno de los dos lo hacíamos, pero viajar por Europa ( especialmente por países como Alemania, Suiza o Austria) es inmensamente fácil…A CIERTOS NIVELES como pueden ser el encontrar supermercados, indicaciones, o un buen y bonito parque para sentarte a descansar unos minutos… pero en oposición a estas facilidades hay también dificultades difíciles de asimilar como viajero recién venido de África, dificultades como la desconfianza de las personas a primera vista hasta que no has hablado y explicado tu historia durante 10 minutos, el no encontrar comida casera del huerto de detrás de la casa ( o si lo consigues sera BIO y por tanto el precio se multiplicara por 1000), el no encontrar pequeños supermercados con productos locales ( especialmente en Alemania todo se reduce a Lidl y Aldi) o el que todo parezca los mismo tooodo el tiempo. Aunque nunca me lo hubiese imaginado finalmente hemos pasado por algunas de las grandes capitales de Europa, y es ahí donde he descubierto que espero que pase mucho tiempo hasta que tenga que pisar una de nuevo… antes me costaba, pero definitivamente ahora no puedo comprender el ritmo al que se vive en estos lugares.

Desde nuestra partida y por facilidad hemos estado siguiendo la EUROVELO 6. Para el/la que no lo conozca EUROVELO ( http://www.eurovelo.com/fr) es una red de 15 rutas de bicicleta de larga distancia que atraviesan toda Europa en diferentes recorridos. La nuestra, 6, es la que conecta el Océano Atlántico en Francia, ciudad de Nantes, con el Mar Negro y la desembocadura del rio Danubio entre Bulgaria y Rumanía. Así que ahí nos lanzamos a seguir la columna vertebral de Europa, el grandioso Danubio que ya desde su nacimiento tanta vida, hemos descubierto, da a esta continente en cada lugar de paso.

Decidimos seguir esta ruta básicamente por comodidad. Al estar indicada ( aunque finalmente no sea siempre así) te quita el estar mirando siempre el GPS o el mapa, ademas hasta Hungría siempre es por carriles realmente ciclables por lo que quedas totalmente fuera de todas las carreteras y de nuestros enemigos los coches y camiones. Como extra, forzosamente si sigues el valle de un rio prácticamente todo el tiempo es plano, las únicas veces que hemos hecho grandes subidas ha sido cuando hemos cortado y hemos dejado de pasar por la ruta marcada para ir a sitios de escalada o simplemente cortar en el mapa.

De Francia a Suiza cruzamos en un par de días tranquilos siguiendo el canal del Rodano al Rin , canal que une el mar del norte con el mediterráneo. Al comienzo fue utilizado para transportar grandes mercancías pero tras diferentes proyectos para agrandarlo (finalmente nulos), ahora se ha convertido en un canal turístico donde navegan pequeños barcos y donde los antiguos caminos utilizados para que los caballos pusieran fuera todas estas mercancías han pasado a ser pistas ciclables utilizadas diariamente por los franceses para pequeños o largos recorridos. Pueblitos pintorescos a lo largo del canal y buenos sitios para poner la tienda todavía por tierras conocidas para nosotros y disfrutando de poder hablar en francés 🙂

Frontera Francia-Suiza

De un canal a otro, con nuestra entrada en Alemania pasamos al canal del Rio Rhin que seguimos hasta el lago Constanza donde ya subimos al norte hasta el nacimiento del rio Danubio cercano a la ciudad de Ulm. A nuestra llegada a Alemania cerca de la frontera con Suiza llegamos a nuestro primer destino de escalada en este viaje ( recordemos que viajamos con todo el material con nosotros!). Sitio totalmente recomendable con todo tipo de niveles, fácil para poner la tienda, para conseguir agua y para comprar comida ( es un pequeño pueblo con un supermercado). La roca, toda una novedad para nosotros es Gueis. Sobre los sitios de escalada a lo largo de la EUROVELO 6 haremos un post especial con toda la información.

Frontera Suiza-Alemania

Atravesar Alemania en uno de los veranos mas cálidos que tienen en el sur desde hace anos no fue tarea fácil! No bajábamos de 40 grados cada día, pero la parte positiva estaba en su majestuoso Rhin y la facilidad para zambullirte en el agua cada 10 km. El rio mas limpio y cuidado que hemos visto desde hacia tiempo! El mediterráneo de Alemania. Toda esta parte sur del país estaba repleta de sitios para bañarse, piscinas, chiringuitos y bonitos y fáciles sitios para poner la tienda en camping salvaje sin ningún tipo de riesgo.

Pasamos pueblos de cuento a las orillas del rio y pueblos mas normales mas en el centro, pero siempre perfectos, todos los jardines de exposición, toda la basura repartida en sus diferentes cubos de reciclaje, y personas que incluso se dedicaban sus tardes a quitar las pequeñas hierbas que crecían entre las dos baldosas de la calle de enfrente de su casa… Los pueblos mas pequeños en raras ocasiones tienen una zona común como un parque para niños y niñas, los jardines individuales tienen todo lo que podría tener el parque del pueblo, incluido el típico castillo para jugar grande y el columpio de cadenas. Por supuesto las pequeñas tiendas con “de todo un poco” en los pueblos son completamente extinguidas en Alemania, Suiza y Austria, y prácticamente en Hungría. Lidl, Aldi y compania han tomado el mando y son solo grandes empresas las que están al mando de la alimentación incluso en los pueblos mas pequeños.

La cantidad de bicicletas eléctricas que tiene este país tampoco nos dejo indiferentes. Cada etapa había algún grupo que nos adelantaba a toda leche, algunas ya matriculadas por la velocidades que alcanzan. Al mismo nivel que bicicletas eléctricas vimos un buen numero de BMW que no consumen menos de 10 litros a los 100…las dos caras siempre presentes en este país. Al margen de atravesar un país que ejerce de buen ejemplo de un modelo capitalista que funciona a la perfección aprendimos a disfrutar de Alemania poco a poco, sobretodo con nuestra entrada a Baviera y sus Beergarden, grandes jardines-bares donde puedes disfrutar de una buena cerveza y si quieres una de sus salchichas o ensaladas… también de carne! Si amigos y amigas… otra cosa no! Pero cerveza tienen y mucha! Y muy buena! Y barata! Baviera nos sorprendió positivamente en esto…y fue por estos parajes donde comenzamos a familiarizarnos con los paisajes que nos acompañaran por largo tiempo: Maíz, cereal, manzanos y en este caso lúpulo para la cerveza. Especialmente el maíz nos causo dolores de cabeza en algunas ocasiones… demasiado monotono!

Maiz y…. maiz de nuevo!

Como cosa especial de este paísnos llevamos sus numerosas maquinas expendedoras que puedes encontrar hasta en el pueblo mas pequeño! De gominolas para niños y niñas, de bolas con un pequeño juguete o las mas abundantes y por todos los lados, de tabaco! El únicopaís desde hace tiempo donde he visto publicidad de una marca de tabaco en grandes paneles publicitarios… la imagen? Un grupo en la playa con una hoguera donde todos fuman cigarros y el eslogan es “ Enjoy the moment”.

Hasta la ciudad de Passau, la frontera con Austria, habían transcurrido unos 15 días de nuestro viaje, y fue en esta etapa donde mi dolor de culo que antes era insoportable al final del día comenzó a apaciguarse y mi sillín y yo comenzamos a entendernos! Lo recuerdo como un momento máximo de felicidad!

Entre Alemania y Austria no encontramos demasiadas diferencias, al margen del nombre de los supermercados (Aldi pasa a llamarse Hofer…Lidl continua igual). La parte del Danubio que atraviesa la frontera hasta la ciudad de Linzs fue muy bonita al igual que esta ciudad tan alternativa con la que nos encontramos donde a nuestra llegada tras 120 km parecíamos llegar a Barcelona. Pequeña playa en el centro de la ciudad gracias una vez mas al rio Danubio y todo el mundo en biquini de un lado para otro bebiendo cerveza. Allí tuvimos que escapar de la ciudad ya entrada la noche en busca de un sitio para poner la tienda. Finalmente en un puerto privado nos dejaron ponerla dentro sin problemas.

Austria la atravesamos rápido, paramos en Viena con nuestro primer warmshower que nos acogió por dos días donde lavamos nuestras cosas y visitamos la ciudad y un poquito de los alrededores todos juntos. Antes de pasar a Hungría teníamos unos pocos kilómetros por Eslovaquia, en concreto por la capital, Bratislava.

Ese día nos levantamos en Austria, comimos en Eslovaquia y dormimos en Hungría!

Que decir de la pintoresca Bratislava? Una mini ciudad de cuento de hadas donde disfrutamos del sol y de precios por fin un poco mas baratos que en Austria donde era imposible beber un café en un bar! Ademas y como sorpresa tienen cervezas que por 1 euro tienen 11 grados de alcohol… probamos una pero no nos afecto demasiado, nuestras expectativas eran mayores!. El carril bici que nos llevo prácticamente hasta la frontera con Hungría desde la capital nos dejo ver en este pequeño espacio de tiempo que en este país adoran los patines mas que las bicicletas!

Bratislava desde todavia Austria
Bratislava
Frontera de Eslovaquia a Hungria

A nuestra entrada a Hungría comenzamos a descubrir que la EUROVELO 6 dejaría de ser esa ruta ciclable tan perfecta de los países del centro de Europa y pasaría desde ahora a convertirse en una ruta que a veces tiene indicaciones, a veces no, a veces pasa por nacionales, por caminos de cabras o por verdaderas pistas para bicicletas en las grandes ciudades. Variada.

En Alemania escalamos en dos sitios diferentes, en Austria en uno y entrando en Hungría nos dirigíamos hacia nuestro siguiente spot.

La entrada en este país para nosotros suponía por fin algo diferente, y lo fue durante los primeros km… después comprobamos que poco tiene ya diferentes con respecto al centro de Europa.

La primera sorpresa fue que se habían acabado las bicicletas eléctricas! Rotundamente, así, de repente pasando dos fronteras los señores mayores del pueblo se dirigían al bar en su bicicleta de hace 50 anos y las mujeres iban a comprar al supermercado con sus oxidadas bicicletas,eso si, con una perfecta cesta enfrente que en ocasiones decoraban con flores u otros materiales. En ese aspecto nos sorprendió positivamente que pese a utilizar viejas bicis utilizan este transporte mucho, especialmente en los pequeños pueblos para cortas distancias ( normalmente es al contrario).

En Hungría antes de llegar a Budapest nos dirigimos directamente a Tardos, un pequeño pueblo que tiene un sitio para escalar simplemente perfecto ( la única pega es que los puntos están verdaderamente distantes)… aunque llegar no fue fácil, subía y subía, en estas montanas conocimos pequeños pueblos, buenos precios y sobre todo buenas gentes con las que llegábamos a intercambiar unas pocas palabras con el traductor. Por fin podíamos encontrar un poquito mas que lidl y penny market que están ya por cada esquina de Hungría. Estuvimos 3 días escalando y acampando en el mismo lugar de escalada. De ahí nos dirigimos a Budapest donde al final pasamos unos 4 días. El primero estuvimos escalando también a 3 km de la ciudad en una zona nada mal para entrenarte si vives por los alrededores, y los otros 3 estuvimos visitando la ciudad, uno de ellos con nuestro segundo warmshower, una pareja que nos acogió como si de familia se tratase.

Lugar escalada Tardos
Primeros km en Hungria
Lugar escalada afueras Budapest

Desde Budapest comenzamos a cruzar el país atravesándolo dirección sur para llegar a la frontera con Serbia. En estos días descubrimos de donde venia toda la paprika ( pimiento rojo con el que hacen muuucho pimentón para poner en el embutido, salsas de tomate y un largo etcétera) que se consume en este país! Era el momento de la recolecta y solo atravesábamos campos repletos de pimientos recogidos por gente de Serbia o Bulgaria junto con algunos viñedos.

Pimientos recolectados y listos para secarse!

La gente, como de costumbre cuando a países vecinos una se refiere, nos decía que porque íbamos a Serbia, que la gente allí no era de fiar y que conducían muy mal! Yo por contra, estaba entusiasmada por entrar en lo que para muchos alrededor sigue siendo Yugoslavia… ese antiguo estado que tantos conflictos nacionales llego a crear en su interior y que tuvo una desintegración tan sumamente difícil en todos los ámbitos.

Primera frontera oficial para nosotros al entrar en un país que no pertenece a la Unión Europea, larga frontera con largo hilo metálico que separa por kilómetros y kilómetros ambos territorios. A nuestra entrada en este país todo comenzó a cambiar, estábamos en lo que mi cabeza imaginaba como Europa del Este. Los primeros pueblos se hacían especiales con edificios ruinosos todavía en servicio que recordaban las no tan viejas épocas de ese socialismo auto gestionado instaurado por Tito. Aunque no se puede hablar con todo el mundo de un conflicto tan reciente para muchos, todavía se encuentran cafés que se llaman Montenegro o personas provenientes de los diferentes países que anteriormente formaban este estado. ( Como recordatorio resumen: Yugoslavia estuvo conformado por lo que hoy conocemos como 7 países diferentes; Eslovenia, Croacia, Bosnia, Serbia, Macedonia, Kosovo y Montenegro. Fue en 1992 cuando Serbia y Montenegro abandonaron el socialismo y adoptaron el nombre de República Federal de Yugoslavia. La guerrilla kosovar fue una fuente constante de conflicto en el nuevo estado conviertiendose la ONU en el tutor del territorio de Kosovo en 1999 después de bombardear Belgrado. En 2003, el país se pasó a denominar Serbia y Montenegro. Fue cuando desapareció la última entidad política con el nombre de Yugoslavia. Montenegro se independizó en 2006 y, el 17 de febrero de 2008, Kosovo declaró su independencia de Serbia (no reconocido completamente po la comunidad Internacional).

Frontera Hungria-Serbia

Todavía quedan muchos símbolos de toda esta época, quizás al margen de los edificios, las personas o ciertos nombres de calles o pueblos el mas visible sea el pequeño coche YUGO de fabricación local que todavía rula por cada pueblo del país junto con otros camiones también de la época.

Serbia cambia, y aunque en las grandes ciudades como Belgrado tenemos Lidl ( por supuesto!), en los pequeños pueblos siempre se encuentra una pequeña tienda donde se encuentra absolutamente todo ( practico cuando viajas en bici que desde entonces no cargábamos con la comida de uno o dos días con nosotros, simplemente parábamos al final del día o a la hora de comer a comprar en el pueblo por el que pasabamos). Las neveras siempre estan fuera de la tienda, tienen muchas neveras ! llenas de todo tipo de refrescos, y por supuesto de cerveza a 30 céntimos que los viejetes del pueblo se sientan a beber en un banco fuera de la tienda a modo bar. En estas paradas nos hubiese gustado comprender un poquito de Serbio… los ancianos estaban entusiasmados por contarnos mil historias en esos bancos cuando parábamos ( y nos las contaban!) pero en su idioma… y nosotros nos íbamos sin haber entendido absolutamente nada, solamente afirmando y sonriendo! En fin… no siempre es posible utilizar el traductor cuando son personas que la vista ya no les llega para leer la pantalla! 🙂

Pasamos como no por Belgrado y su particular estilo underground… a fuerza se ha ganado la famosa descripción de ser la ciudad que mas veces ha sido reconstruida por ser testigo de 2 grandes conocidos bombardeos, el del 41 durante la segunda guerra mundial y el de la OTAN. Pasear por la ciudad y ver todavía edificios bombardeados es algo normal, también los que son reconstruidos dejando las marcas de lo sucedido, o los edificios de corte socialista que todavía quedan en pie y hacen un contraste tan cosmopolita con los nuevos apartamentos de grandes vidrieras. Una ciudad especial con historia en cada esquina.

Tras Belgrado nos dirigimos al este, dirección Bulgaria donde dejamos nuestro querido Danubio ! El rio que tantas veces nos había acogido para dormir a sus orillas, en el que tantos cruceros de turistas hemos visto pasar diariamente que se dirigen desde Suiza todo a lo largo de este rio a visitar las capitales mas importantes de Europa durante unas dos semanas, o los grandes barcos que transportan todo tipo de materiales del este al centro de Europa como por ejemplo el tan amigable carbón (ironía). A veces monótono, también hay que decirlo, pero al final una experiencia ver como se cuida en los diferentes países, los usos que se le da y como ha crecido desde el minúsculo riachuelo de Ulm hasta ciudades como Viena, Budapest o Belgrado… la única pega?? Es demasiado plano ! La marcha comenzó en Bulgaria !

Con respecto a la EUROVELO 6 y Serbia he de decir que tras Hungría fue una grata sorpresa no esperada. Creo que el que la vía ciclable pase por su país les ha hecho especialmente ilusión y han querido realmente invertir en esto y apoyar el proyecto. A lo largo de prácticamente todo el recorrido por este país encontramos indicaciones, en ocasiones pequeños paneles en ingles donde te daban alguna información útil, grandes mapas con el trayecto… en definitiva ( aunque la carretera no era siempre súper buena) nos sorprendió positivamente. Y nos dio pena marcharnos de este país! Como viene siendo costumbre después de unos días te habituás, tienes ya mecanizado como hacerlo… sabes que en los pueblos hay todo, donde puedes encontrar para acampar… te has hecho tu propia rutina, y entrar en un nuevo país supone empezar de nuevo una nueva mecánica… realmente eso es lo bueno de este tipo de viajes pero a veces al no saber lo que te vas a encontrar lo ya conocido es mas fácil!

Bulgaria fue uno de los países mas difíciles para mi al comienzo. Cuando estábamos cruzando la frontera entre Serbia y Bulgaria yo esperaba un cambio… íbamos dirección Europa de nuevo! Pero lo que me encontré a la frontera era muy diferente… por 200 kilómetros hasta Vratsa, ciudad a la que nos dirigíamos a escalar , no fue del todo fácil y me hizo luchar conmigo misma en muchas ocasiones. Los pueblos que atravesábamos estaban destrozados, abandonados, sucios…no cuidados. Había muchas personas por las calles con los caballos recogiendo metales u otro tipo de materiales, no había asfalto al margen de en la autovía o alguna nacional muy solicitada y la buena noticia (aunque no para el país) es que era muy barato. Esto era el comienzo, y yo no entendía nada… ese estilo de abandono, fabricas enteras, casas, pueblos, nunca lo había visto, y el acampar de manera salvaje se me hacia incomodo y alguna noche no dormí demasiado… todo hay que decirlo! Poco a poco me fui desbloqueando de estúpidos prejuicios de los que una y otra vez la vida me demuestra que no son los buenos. En uno de estos pueblos paramos en un bar y nos encontramos con Oleg, un búlgaro que desde hace 15 anos vive en Valladolid y que después de 11 anos había vuelto a su pueblo por un problema familiar una semana. Cuando se entero de que había una española en su pueblo no podía creérselo, no me dejaba de decir que era la ultima cosa que se podría haber imaginado. Nos invito a comer, aquí e posible invitar a comer a tres personas… la cuenta completa no superara los 5 euros, y aprovechamos para hacerle algunas preguntas sobre este nuevo país para nosotros.

Frontera Serbia Bulgaria
Reposo en el parque del pueblo en el norte de Bulgaria

Tras pasar Montana donde el GPS para cortar nos llevo por un camino de fabricas abandonadas con perros alterados ( los perros vagabundos y yo comenzaríamos a conocernos desde este país hasta la actualidad ), llegamos a Vratsa y a su famoso lugar de escalada. Finalmente pasamos una semana acampados gratis ( esta permitido) al pie de las paredes junto con otra pareja de americanos que también estaban haciendo un viaje de 3 meses en bici por Europa para escalar.

En Vratsa comenzamos a ver otra Bulgaria…. Que después continuaría y que después nos contaría que el norte y especialmente la zona de la frontera con Serbia por donde pasamos, todos estos pequeños pueblos es la zona mas pobre del país. No vivimos ninguna mala experiencia, sobra decirlo pero lo aclaro, fue simplemente un choque sobretodo por el tema de abandono.
En Vratsa comenzaron las montanas para nosotros. Un sitio realmente alucinante del que daremos mas detalles en el post de escalada.

Tras escalar una semana y hacer bicicleta por los alrededores, nos dirigimos a Lakatnik, otro pueblo situado a unos 60 km de distancia donde también estuvimos escalando una semana. El trayecto en bici de un pueblo a otro es súper bonito… montana y mas montana! Si estábamos encantados con Vratsa, este pequeño valle nos sorprendió todavía mas. Un muro de 1 km escalable en una zona súper tranquila. Allí acampamos dentro del valle en un pequeño pueblo donde una abuelita nos acogió como nietos. Nos dejo poner durante una semana las bicicletas y todo el equipaje dentro de su casa, así durante el día podíamos partir con nuestro material de escalada unicamente sin tener que llevar todo con nosotros. Conocer a esta mujer fue una autentica experiencia, y aunque la lengua siempre es una limitación a veces las palabras no son tan importantes ! Ahora puedo decir que tengo los mejores calcetines de lana del mundo gracias a su mágica habilidad !

Aunque al principio la idea era atravesar Bulgaria mas rápido finalmente nos quedamos casi un mes entre las diferentes zonas escalando. Descubrimos que es un país realmente alucinante para el tema de escalada, en un radio de 300 km a la redonda tienes infinidad de lugares para escalar, trekking, rafting, ski… puedes llegar hasta la misma ciudad de Sofia haciendo ski y volver a subir haciendo autostop con tus skis para volver a bajar ! Los precios para nosotros son todo dividido por dos, es un país muy barato para personas procedentes del centro de Europa lo que nos hacia mas fácil el restar largo tiempo.

En este país todo el tiempo nos encontramos con personas y paisajes increíbles… y con nuestras primeras pequeñas cuestas… En Sofia paramos también durante 3 días en la maravillosa Sofia Bike, una tienda de bicicleta que albergan a cicloviajeros como nosotros formado por un equipo de personas super alternativo con los mejores consejos sobre la ciudad y sobretodo lo que necesitábamos ! Desde Sofía hay que salir de las montanas y aunque nuestro plan era pasar por el Parque Natural de Rila después de haber disfrutado tanto en el Parque de los Balcanes, finalmente esto se anulo por la semana de bajas temperaturas que nos llego ! Así que decidimos salir de las montanas y después de Sofía nos pusimos dirección sur ; Grecia… todavía no queremos el invierno!

Invernaderos en el sur

Los paisajes hasta la frontera cambiaron mucho… las montanas comenzaron a quedarse atrás y a verse sustituidos por los grandes campos con invernaderos donde se cultivaba todo tipo de legumbres. A 50 km de la frontera tuvimos otra de esas lindas sopesas ! Pensábamos poner la tienda cerca de un rio y para asegurarnos de que era un sitio tranquilo preguntamos a una pequena casa que había en el lugar si el sitio era seguro. En ese momento entro en juego la sorpresa de Ani, una mujer Búlgara que por mas de 15 anos había vivido y trabajado en Pamplona y que ahora hacia 3 anos estaba de regreso. Cuando se entero que era española nos acogió en su casa junto con su novio, una familia espectacular. El se dedicaba a recoger todo tipo de frutos silvestres en la montana y a hacer zumos y siropes naturales, ademas de todo tipo de salsas con todo lo recolectado de su huerto y una sidra natural sin alcohol espectacular. Tanto nos sorprendió todo lo que hacían que nos invitaron a quedarnos al día siguiente… disfrutamos de dos noches en una cálida habitación de madera y durante el día aprendiendo cosas interesantes y sin quererlo al final cortando y organizando toda su lena para el invierno, era un trabajo que sino hubiesen hecho según Ani en 3 días y entre todos lo terminamos esa tarde así que ellos estaban contentísimos !

El esperar allí también nos sirvió para reunirnos de nuevo con David, un activista francés del que nos habíamos separado en Sofía después de haber pasado un par de días juntos en la capital. El viaja con una bicicleta solar desde hace tres meses. Se mueve en apoyo con el movimiento de la PAIX y su objetivo es visitar el mismo numero de países que el numero de países que han ratificado el acuerdo TIAN ( Tratado para el fin de las armas nucleares) de forma simbólica. Ademas de difundir la información de este tratado, hace una gran campana de información en la temática de cambio climático, y de como todo ese dinero utilizado actualmente en armas nucleares, debería ser utilizado en el ámbito climático y social.

Nuestro estilo de caminos no eran los mejores para su bici…

Ok! En mi deber esta explicar un poco en este pequeño post sobre el ITAN, dado que finalmente hicimos de militantes “forzados” por unos 300 kilómetros que pedaleamos finalmente junto a David. También por principios, porque me parece alucinante que entre las noticias de actualidad no se haya dado demasiado bombo a acuerdos como este, es incluso difícil encontrar información en Internet.

Actualmente existen tratados para la prohibición de las armas biológicas o químicas, pero NO EXISTE NADA que prohíba todavía las armas nucleares, ARMAS DE DESTRUCCIÓN MASIVA. El trabajo para lograr algo comenzó ya con la ICAN (Campana internacional para abolir las armas nucleares) pero finalmente fueron pasando anos y la cosa no fue a mas… finalmente en junio de 2017 las Naciones Unidas aprobó el Tratado Internacional sobre la Abolición de las Armas Nucleares (ITAN), con el voto a favor de 122 países. Par que entre en vigor debe ser ratificado por 50 países, por el momento solo han ratificado 19.

Recordar que en la actualidad son 9 los países que poseen legalmente las armas nucleares EEUU, Rusia, Francia, Reino Unido,China,Israel,India,Pakistán y Corea del Norte. Decir que EEUU tiene almacenadas armas nucleares en otros cinco países; Bélgica, Alemania, Italia, Holanda y Turquía.

Solo Austria por el momento en la UE ha ratificado el tratado.

Cuando David partió eran 12 los países y cuando nos conocimos en dos días subieron hasta 19 los que ratificaron… seguimos esperando que el numero llegue a los 50! El coste económico de este tipo de armas es desmesurado y el dano en todos los ámbitos que puede llegar a hacer a la humanidad si se utilizan de nuevo la historia ya se ha encargado de darnos una pequeña muestra del desastre que puede llegar a producir.

Finalmente pedaleamos juntos 300 kilómetros y su bicicleta, como es lógico, siempre llamaba la atención por todos los sitios por los que pasábamos, sin darnos cuenta nos convertimos en seres mediáticos ! Tanto que salimos en la televisión de Petrich, Bulgaria donde nos hicieron una entrevista con montaje incluido y nos invitaron a comer en el mejor restaurante de la ciudad ( nos hicieron llegar al restaurante 4 veces diferentes con la bici para grabar la buena con la cámara… y largo etc.) ademas de fotos varias a lo largo del camino.

Siguiendo con la ruta… Tras cruzar la frontera entre Bulgaria y Grecia nos dimos cuenta directamente que habíamos hecho bien de abastecernos bastante en el ultimo supermercado de Bulgaria… los precios no es que se doblaran… se multiplicaban en Grecia por los mismos productos. Nuestra primera experiencia para buscar un sitio para dormir en el país fue cuanto menos curiosa… Llegamos a un pueblo ya de noche los 3 y yo fui a mirar un terreno que parecía posible para acampar, había una casa detrás y como los perros se alteraron mi bienvenida fue la de un hombre con una escopeta preguntando cosas desde lejos en griego… mi respuesta “hello, hello…. Tourist!” Finalmente el hombre fue un amor con nosotros ( tras comprenderme) y hasta nos trajo el desayuno por la mañana al terreno de fútbol donde finalmente pusimos nuestra tienda bajo su recomendacion!

Continuamos atravesando Grecia y llegamos a uno de los destinos estrella de este viaje… unas termas naturales abandonadas en medio de la naturaleza con perfecto lugar para acampar, rio de agua caliente, diferentes piscinas naturales calientes, y a 1 km enfrente el mar mediterráneo todavía a una temperatura perfecta para bañarse. Pasamos dos días acampados con la compania de Mario, un alemán con su caravana que tenia 58 anos y parecía tener 32 con increíbles historias de viajes a sus espaldas.

Termas de agua caliente, al fondo la tienda!

Después de esta etapa nos despedimos de David, que cogió un ferry para cortar directo a Turquía… a nosotros nos quedaban 250 kilómetros hasta la frontera realmente duros…. El elemento mas mierda cuando vas en bicicleta… el que mas odio y el que me dio una de las experiencias mas duras que he vivido a nivel físico en Islandia… mi odiado VIENTO !

Lo sabíamos y nos habíamos planteado coger el barco también… pero la realidad era que queríamos cruzar la frontera por tierra y al final se hizo muyyyy duro los vientos eran fuertes y no dejaban avanzar demasiado… por lo que los dos días pensados para atravesar al final se vieron duplicados. En el camino como desde la frontera, los campos de algodón continuaban… los camiones recolectaban el algodón ya listo y la carretera parecía estar repleta de nieve por todos los copos que se escapaban en el transporte. En los pueblos ya se habían perdido las iglesias, ahora las mezquitas cantaban sus 5 veces al día trayéndonos con ello todos nuestros recuerdos de nuestro reciente viaje por África…una parte de nosotros se volvía a sentir en casa! Ver este cambio fue interesante, aunque se consideran Griegos, en todos los pueblos fronterizos son mayoritariamente Turcos que emigraron durante los anos 50 los habitantes ya son casi 3 generaciones y las costumbres de unos y otros están completamente fusionadas.

Primeras mezquitas en Grecia

Nuestra llegada a la frontera fue un momento emotivo. La frontera es gigante, con colas interminables de coches que esperan cruzar… no para las bicicletas que nos colamos de todos y en 10 minutos habíamos hecho todos los tramites necesarios y estábamos ya al otro lado! Yo necesitaba VISA que se hace de manera automática (E-VISA) por 17 EUROS tres meses, Thomas como francés no necesito nada mas que el pasaporte a la entrada.

Welcome to Turkey decía el cartel… y ahí comenzaba nuestra nueva aventura, un camino diferente que hasta ahora no nos ha dejado de sorprender positivamente… tan positivo como el desnivel que ya hemos hecho hasta ahora! Mas de 15000 metros positivos acumulados en apenas 15 días rulando!

Y esto solo empieza….

En poquito, ahora que tenemos calma, el proximo post sobre nuestro camino para cruzar Turquía hasta Antalya, donde estamos ahora mismo… hemos vuelto a encontrar el Mediterráneo!

Lupulo en Alemania

BUDAPEST

Secando todo despues de un dia de lluvia en un pueblo de Serbia
Campos de algodon Grecia
Parada de unas horas en un capo de refugiados
Camping y buena cerveza al final del dia en Alemania

BELGRADO
Actualizar el Blog y pedalear no es una tarea facil, pero en la seccion MAPA siempre tratamos de actualizar nuestra ruta marcando los puntos donde dormimos.

2 Comments

    1. Merci Ghislaine! Thomas est bloqué avec le blog … J’essaie de le motiver mais pour le moment ça ne marche pas … J’espère qu’à l’avenir il réécrira ses belles histoires! Pour le moment, il dit que vous devez utiliser le traducteur! 🙂 Bises

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!