Resumen Marruecos

 

28/12/2017– 23/03/2018

 

MARRUECOS

3 meses

4000 km aprox

51 Coches

73 Personas

55 Hombres

18 Mujeres

 

  1. Cultura y reflexiones varias
  2. Autostop
  3. Dormir
  4. Comida
  5. Presupuesto
  6. Internet
  7. VISA
  8. Vacunas
  9. Idiomas
  10. Algunas ideas sobre que hacer

 

 

Cultura y reflexiones varias

 

Pueblo de contrastes…. Contrastes en los paisajes, en las tradiciones, en las personas, en la lengua. un pueblo con vida. Un país donde no solo hace sol, donde también nieva, donde hace frío, donde hay desierto, donde hay grandes montañas y donde la hospitalidad ejerce como palabra anfitriona.

Mis primeros días en este país me transportaron a mis recuerdos en Asia… sus mercados, sus colores, sus vendedores ambulantes y su ajetreada vida dentro de las medinas me hacia establecer una grande relación cultural entre estos dos mundos tan distantes en Kilómetros.

A medida en que continué mi viaje este país se comenzó a forjar su propio hueco, su propio nombre alejado de comparación con país anterior.

No considerado África para la mayoría de sus habitantes,  pero tampoco considerado Europa, considerado Maghreb para algunos es un país con diferente nombre depende con quien te cruces.

Marruecos nos ha enseñado mucho, nos ha regalado momentos mágicos que han creado que nuestras ganas de continuar este viaje crezcan. Comos siempre, los buenos momentos, buenos recuerdos y buenas experiencias vienen ligadas a los reencuentros con las personas que se han cruzado en nuestro camino y esto estamos seguros se ha dado gracias al tipo de viaje que estamos haciendo. Viaje en autostop, por las montañas y por los pequeños pueblos hace que quedemos fuera del clásico circuito turístico donde establecer verdaderas relaciones humanas consideramos que puede llegar a ser muy complicado.

Es efectivamente esta ultima reflexión la que en ocasiones nos ha quitado mucha energía y nos ha dado dolores de cabeza; el ser tratados como un turista que viene a gastar 1000 euros en una semana.

Generalmente las situaciones en las que nos hemos sentido incapaces de que se nos comprenda ha sido en zonas turísticas o zonas cercanas a estas.

Es paradójico para nosotros como la máxima incomprensión finalmente la encontramos en estos lugares, donde generalmente podemos llegar a comunicarnos en una misma lengua, y no en pequeños pueblos de montaña donde las “barreras culturales” aparentemente son más fuertes.

Incomprensión en los sitios turísticos para entender que hacemos un tipo de viaje diferente ( aunque respetemos todos los tipos), que no necesitamos comprar todo lo que tienen en la medina, que no necesitamos un hotel o un 4×4 para recorrer el desierto. Las personas tienen demasiado metido en la cabeza el negocio del turismo y ven a todos por igual. No te escuchan, no hacen por entender tu viaje y en ocasiones sinceramente no les interesa nada si a ellos no les va a beneficiar económicamente. Turista es sinónimo de dinero y es como eso que te van a ver. No es que lo critiquemos, entendemos la mentalidad y en ocasiones la necesidad de hacer dinero. También entendemos que en ocasiones verdaderamente ayudan a otros turistas que realmente quieren comprar una alfombra o elegir un buen hotel, pero en particular a nosotros ha sido la única cosa (y es súper leve) que en ocasiones nos ha desgastado. (Y hablamos sin haber pasado por los puntos turísticos más importantes del país).

A veces simplemente queríamos preguntar donde poner la tienda y lo único que nos señalaba todo el mundo eran los hoteles más caros cercanos.

Por el contrario en las montañas o pequeños pueblos hemos llegado a tener el maravilloso sentimiento que es encontrar lo autentico, lo real, y lo humano.

Recuerdo una conversación que Thomas y yo tuvimos en el treking que hicimos por los atlas. Allí los habitantes son, de manera mayoritaria, el pueblo Berber. Primeros en llegar a Marruecos, un pueblo con unos componentes sociales muy interesantes y con una cultura muy fuerte. Cada vez más conocidos, son muchos los interesados que se acercan hasta aquí solo para “saber como ellos viven”.

Muchas de estas familias han visto en esto finalmente un negocio. Venden su arte, enseñan sus casas, cocinan su comida y comienzan a entrar en el mundo del dinero olvidándose poco a poco de los grandes rebaños de ovejas y cabras que anteriormente sustentaban su economía. Reflexión tras reflexión y pensando en otros viajes que ambos hemos hecho pensábamos sobre lo difícil que es encontrar hoy en día algo real y autentico, no manipulado. En ese momento aceptábamos que el mundo esta siendo globalizado a pasos gigantes. El dinero ha entrado en juego, la tecnología (podemos llegar a encontrar un android en el lugar mas remoto) muestra lo que existe fuera y los valores y necesidades comienzan a cambiar. Vamos en busca de encontrar algo diferente, pero el mundo parece quererse convertir en una misma cosa dejando en el pasado, en muchas ocasiones, cultura y saberes tradicionales.

 

Muchos lo eligen, otros son obligados a entrar en la rueda.

 

Son cada vez mas los jóvenes que quieren dejar los poblados para ir a las ciudades y vivir en la “civilización”, si es su elección propia nosotros no podemos criticar eso por tener el placer de “encontrar personas diferentes” pero en muchas ocasiones hay segundas personas detrás que con intereses propios comienzan a forzar estos movimientos.

Reflexionando pensábamos que finalmente todo comienza a ser un gran negocio y vayas donde vayas todo esta hecho y transformado para el turista que finalmente tiene una interacción mínima con la realidad del lugar visitado en la mayoría de los casos.

O bien no todo esta transformado para el turista pero es como causa de otro motivo económico que la cultura se comience a perder.

Ese día estábamos deprimidos y desalentados sobre el futuro de nuestro viaje… pero ese mismo día al terminar la jornada de ruta llegamos a un pueblo en el medio de la montaña donde una familia que nunca había acogido a un turista nos invito a su casa y con su honesto corazón nos mostró como allí vivían. Compartió con nosotros. Esto era solo el comienzo del viaje.

Realizamos entonces que la autenticidad existe. Por supuesto! Que las oportunidades llegan y que los reencuentros como este cambian tu forma de pensar y te hacen darte cuenta de que la la cultura, los saberes y la hospitalidad están ahí siempre aunque a veces sea difícil encontrarla. Pueden cambiar muchas cosas, para bien o para mal (dependiendo de los ojos con los que se mire), pero la tradición y la autenticidad de un pueblo siempre esta ahí y es eso lo que nos ha dado Marruecos, lo que nos ha recordado en contadas ocasiones con diferentes tipos de reencuentros.

En la ciudad, en la montaña del Rif, en la montaña de los atlas o en el desierto hemos encontrado a personas que si pasas de largo no ves… son naturaleza, se mimetizan en ella, sus casas y su piel tienen los mismos colores que la tierra que los rodea… sus tradiciones vienen de unas raíces fuertes e integras. Solamente con sus miradas y gestos, sin hablar, puedes comunicarte… comenzar a descubrir el increíble poder de adaptación del ser humano, capaz de hacer habitable el territorio más árido gracias a una fusión completa y perfecta con la naturaleza tan dura en ciertas ocasiones.

Buenas experiencias en un país que ofrece todo tipo de paisajes, desde los mas frondosos y verdes bosques, a las grandes explanadas de olivos, de cultivos, al desierto de piedra, de arena, mar, montaña… un país fuertemente influenciado por su religión: el Islam donde prácticamente todo los que nos hemos encontrado la respetan y practican. Un país multicultural y sobretodo un país seguro. Numerosa policía, controles en la carretera y en las ciudades o pueblos. Especialmente para los turistas que como ya dije en otro post es una fuerte entrada de ingresos por lo que tratan de cuidarlos al máximo.

Nuestra sensación es que Marruecos es un país en fuerte crecimiento, de crecimiento rápido, esta entrado en el mundo capitalista a pasos agigantados sin llegar a ser bien comprendido el como entrar por alguno de sus habitante. Comienzan a abrirse grandes supermercados, centros comerciales y los primeros Decathlon (conocimos a un chico en autostop que estaba dentro del proyecto del primer centro comercial en Meknes), la población comienza a demandar este tipo de cosas, quiere ser como Europa. La única gran cadena de supermercados grandes (estilo europeo) crea sus superficies como parques de atracciones, con sus jardines y su espacio para niños. Los comercios comienzan a sustituir el papel de periódico por bolsas y otros recipientes…. Hasta el momento la mayoría de los comercios son locales y pequeños en los pueblos y ciudades pero la gente demanda más variedad, más opciones.

De nuevo da que pensar como un país quiere ir hacia todo esto y en otros países de Europa, la población comienza a crear de nuevo supermercados libres de recipientes, vuelve a los pueblos, se intenta fomentar el comercio local y consumir productos de temporada… como algunos me han contestado, pensemos que todos tienen que tener la oportunidad de ver este otro sistema para darse cuenta de que no es el mejor…aunque en esta experimentación la naturaleza y los pueblos paguen fuertes consecuencias para que solo unos pocos salgan finalmente beneficiados positivamente.

Nos vamos de aquí con un sentimiento de haber aprendido de cada una de las personas que nos hemos cruzado y verdaderamente damos gracias a la vida y a nuestra estrella particular por darnos todo esto y permitirnos continuar el viaje ansiosos de seguir descubriendo mas historias.

 

 

Autostop

 

El autostop funciona increíblemente bien en Marruecos teniendo tiempos de espera que en la mayoría de las ocasiones no superan los 5 minutos.

Nuestro record (y única espera)  fue de casi una hora en la carretera del desierto que une Rissani con Tata, ruta poco transitada y con grandes distancias entre los pueblos más grandes que la atraviesan.

De los 51 coches que nos han recogido en estos tres meses únicamente tres eran de turistas europeos, el resto ha sido siempre personas marroquíes.

Entre las personas marroquíes nos hemos encontrado todo tipo de perfiles…estudiantes, trabajadores, familias completas, pescadores, personas muy mayores, también muy jóvenes, pequeños coches, grandes, nuevos, viejos, muy viejos, camionetas, microbús…. Personas que hablan solo árabe, que hablan un poco de francés, un poco de español y solo en una ocasión perfectamente ingles.

Solo una vez una mujer nos ha parado sola para llevarnos por unos 30 km desde Ouazzazane hasta otro pueblo donde ejercía como profesora de primaria.

Una única mala experiencia con un hombre que trato de hacernos creer que no sabía lo que era el autostop y quiso cobrarnos como si fuese un taxi (de lujo).

El autostop es una práctica común en este país, especialmente en zonas más rurales para moverse entre pueblo y pueblo. Siempre encuentras gente en la carretera que lo hace pero no nos hemos cruzado con ningún otro mochilero haciéndolo.

Como curiosidad la manera en que aquí hacen autostop es diferente, no levantan el dedo pulgar, señalan con el dedo hacia la dirección en la que van. Además si eres más de una persona también lo señalas con los dedos y después marcas la dirección.

Nunca en este país hemos utilizado un cartón con el nombre del lugar.

Coches blancos, todo terrenos y turistas estaban fuera de la lista de gente que para con Ben (extranjero) y su todo terreno de color blanco se rompieron todas estas estadísticas.

Además hay una clave que se repite constantemente para saber cuando alguien va a parar; hacen un gesto raro como de “ pero que quieres? Que haces?” Algo así como esto:

Generalmente siempre hay respuesta por parte de las personas que van en coche, bien sea para decirte no, estamos llenos o un hasta luego sonriente.

En conclusión encontramos que Marruecos es un país estupendo para hacer autostop, y es gracias a esta manera de viajar que hemos tenido alguno de los reencuentros más importantes en esta parte del viaje, conociendo a personas como Hammou o Mustapha que nos han ayudado a entender Marruecos un poquito mas y a continuar con una sonrisa y un buen recuerdo mas nuestro camino.

 

Dormir

 

6 días Couchsurfing

6 días Hostel

5 días Albergue

7 días Camping

42 días camping libre o familias

30 días proyecto workaway

 

En esta parte del viaje la mayoría de las veces hemos dormido con la tienda de campaña haciendo camping salvaje, no obstante también hemos utilizado otro tipo de alojamientos:

 

Couchurfing:

Finalmente solo lo utilizamos a la llegada a Marruecos por 5 noches en Martil, una en Ceuta  y una en Tetouan. En grandes ciudades creemos que es un super buen recurso, también lo fue para nosotros como una introducción a un nuevo país y una oportunidad para conocer la vida de los universitarios marroquíes. Después no hemos estado mas en ciudades o pueblos grandes y los reencuentros han venido por si solos por lo que no lo hemos utilizado.

 

Hostel:

En estos tres meses hemos hecho 6 noches en Hostel. Las dos primeras en Chefchaouen, obligatorias después de un largo trecking para lavar toda nuestra ropa, recuperarnos y escribir el blog con tranquilidad teniendo un espacio propio en el que poder restar.

En Oued Laou nos vimos básicamente obligados (la historia con la policía) ha estar en Hotel por 3 días donde acabamos de escribir el post de ese momento.

A esto se le suma una noche de Hostel después del bloqueo en la montaña por 5 días y de vuelta a la civilización en Beni Melal.

Todos los hostales o pequeños hoteles coinciden en precio mas o menos tratando de buscar siempre lo mas barato suelen rondar desde 80 DH a 140 DH por dos personas (redondeando de unos 8 euros a unos 14 por dos personas). Generalmente habitación con cama doble y ducha exterior común. En ocasiones la ducha puede ser de pago extra y sin agua caliente por lo que nunca esta demás aclarar todo antes de aceptar. Y por supuesto, el regateo juega siempre un lugar importante.

 

Albergue:

5 noches obligadas en un albergue en Imilchil cuando estuvimos bloqueados por la nieve. Los albergues normalmente aquí los llaman a los hostales de montaña. Los precios suelen ser mas caros sobre unos 250 dh (algo menos de 25 Euros) por dos personas con cena y desayuno, nosotros finalmente logramos un precio de 120 pero solo por dormir al ser una situación especial en la que realmente no teníamos otra opción.

 

Camping:

La mejor opción si el camping salvaje no es lo tuyo o si estas en medio de un pueblo medianamente grande y es difícil poner la tienda. En total nosotros hicimos 7 noches de camping en tres lugares diferentes.

El precio generalmente es de 40dh por dos personas (algo menos de 4 euros).

Existe generalmente camping por todo Marruecos debido a la gran cantidad de turistas con caravana que eligen este país como destino de vacaciones (especialmente en invierno). Principalmente caravanas francesas, seguidas de alemanas, inglesas y otras nacionalidades (verdaderamente es una locura la cantidad de caravanas que te encuentras a lo largo de todo Marruecos).

Al ser caravanas la principal clientela, los camping están hechos para ellas. No son los típicos camping de Europa con especiales plazas para las tiendas… generalmente es una explanada de cemento y montas la tienda entre algunos de estos monstruos de metal. Si tienes suerte ducha de agua caliente y lugar para cocinar, pero es importante saber que el concepto de camping no es el mismo. Es por eso siempre tratamos de bajar el precio porque en muchas ocasiones nos hemos encontrado que quieren que paguemos lo mismo que una caravana cuando no utilizamos electricidad, apenas agua y un pequeño espacio.

La única excepción que nos encontramos es en Azrou el camping Amazing “chez Assan”, un hombre súper simpático y con buenas plazas para tienda además de agua caliente!

 

Camping salvaje y familias:

Mas de 42 días de estos tres meses en Marruecos hemos dormido en la tienda perdidos, con familias o cercanos a estas.

Cuando llegamos a Marruecos tenemos que reconocer que el poner la tienda en un lugar perdido y tranquilo no parecía tarea fácil. Nuestra primera vez fue en las montañas del Rif y la historia con los perros salvajes no nos daba muco aliento hacia el futuro en la tienda.

Poco a poco comenzamos a comprender como hacerlo.

Cuando es en medio de la montaña no hay ningún problema, si no hay población local por los alrededores es como poner la tienda en cualquier lugar natural de España o Francia.

La cosa se complicaba cuando intentábamos poner la tienda y había casas cerca o directamente estábamos en un pueblo.

La gente a priori no entiende que es lo que quieres y porque quieres dormir en ese trozo de plástico si a (no se cuantos km) hay un hotel. A esto se le sumaba que la mayoría de las ocasiones comenzábamos a buscar lugar cuando era ya de noche por lo que la cosa no funcionaba como esperábamos. El echo de que no fuese de día y sobretodo la diferencia de lengua nos complico un poco al principio… el simple echo de explicar que es una tienda en ocasiones devenía imposible.

Finalmente comenzamos a comprender como hacerlo y como regla uno nos propusimos nunca esperar a la noche para saber donde dormir. Eso nos permitía que las personas nos viesen, tener tiempo para hablar, mostrar fotos de lo que es una tienda y en el caso de que no funcionase la primera opción buscar otras sin esa presión de “ se esta haciendo tarde!”.

Además bien en trecking o en viaje normal esto nos permitía disfrutar de algunas horas de luz después de poner la tienda para leer, escribir o contemplar el paisaje.

(Realmente la táctica que finalmente utilizamos para explicar que era lo queríamos de enseñar fotos de nuestra tienda en diferentes sitios incluso con otras familias marroquíes funciona bien).

Junto con el camping salvaje finalmente han sido muchas las ocasiones en que las familias a las que hemos preguntado o nos han visto nos han invitado a dormir en la casa o a tomar juntos la cena y el desayuno.

 

 

Comida

 

La comida en Marruecos no es tremendamente variada cuando comes fuera, pero hay cosas muy muy ricas.

Los desayunos (a lo largo de todo Marruecos y especialmente en territorio Berber) se suelen componer de pan, aceite para mojarlo y té. Este es el desayuno básico que hemos encontrado a lo largo de todo Marruecos sin importar familia o edad.

En ocasiones tortilla de huevos con un quesito (el queso aquí es sinónimo de los típicos quesitos de la vaca que rie), aceite y por supuesto PAN.

En pueblos más grandes u ocasionalmente en ciertas familias encontramos el semen, como una especie de crepe que la comen untada con quesitos, miel o mermelada.

Para beber siempre te o café con leche…. Mejor dicho leche con un poco de café. Esto en los bares y en la vida publica, en las casas siempre nos hemos encontrado té.

En el norte gran vaso individual de té de menta durante todo el día excepto en el desayuno te verde. A medida que hemos comenzado a bajar al sur, los vasos se vuelven mas pequeños, deja de ser algo individual y pasa a servirse siempre en tetera que se comparte y la menta prácticamente desaparece dejando paso al te verde.

La practica de elaborar del se te convierte en un arte. Te a cualquier hora, en cualquier momento. Se va a beber en 2 minutos pero la elaboración lleva tiempo y tiempo hasta que esta al gusto del consumidor, si no directamente no lo beberán. Calientan el agua, agregan el te, el azúcar y comienzan a hacer su especial danza entre los vasos y el te. Tetera abierta se sirve en un vaso, de nuevo se vuelve a poner en la tetera el contenido del vaso… y así contadas ocasiones hasta que se ha producido una mezcla perfecta de ambos elementos y se puede comenzar a servir elevando la tetera como si se estuviese escarziando sidra para que se oxigena y también se haga un poco de espuma en el vaso. Entonces, listo para beber tu sorbo.

No hablaríamos de Marruecos si no hablamos de azúcar… y es que les gusta poner y poner hasta que básicamente el gusto es eso, azúcar.

PAN y AZÚCAR no puede faltar en ningún hogar marroquí.

Respecto a nuestros desayunos, si no estamos con ninguna familia generalmente vamos a un bar y desayunamos un café y galletas que compramos o un pan que untamos con mermelada y mantequilla (llevamos con nosotros el bote de mermelada y la mantequilla lo que nos da para varios días y simplemente compramos el pan).

En ocasiones la crepe con miel o fruta y avena para cambiar.

No me olvido de nombrar en este apartado los zumos de frutas que especialmente en el norte eran muy comunes y mas baratos que ha medida que desciendes. Especial referencia a mi mayor descubrimiento… el batido de aguacate! Lo beben mucho y esta delicioso!

Precios de lo que puede ser un desayuno:

-Café con leche: de 5 dh a 10dh con una media normal de 7 dh

-Té: Exactamente igual al café

-Crepe: De 5dh a 10 dh

-Pan: 2 dh

-Tortilla con quesitos y aceite: 12 dh

-Batido aguacate: 7dh a 15dh

 

Respecto a las comidas lo hemos decidido dividir básicamente en 4:

 

-Tajin:

Plato marroquí por excelencia. Cocinado y servido en olla de barro es como un potaje pero con una preparación especial. Puede estar hecho de carne de vaca, oveja, cabra, camello o pescado. Acompañado siempre por vegetales como la patata, zanahoria, calabacín o pimiento cortados en trozos muy grandes y posicionados estratégicamente en base al tiempo de cocción de cada uno. Las especias juegan un papel importante, pero no son fuertes.

Debilidad de los turistas se encuentra en todos los restaurantes en ocasiones a precios verdaderamente exagerados. Si esta bien hecho puede estar muy rico pero en ocasiones hemos pasado por restaurantes donde tienen mini tajin con prácticamente toda la olla de patatas.

Nuestro favorito es el que llaman tajin de marriage con carne de vaca, verduras y albaricoques y ciruelas que hace un contraste de salado dulce exquisito.

40dh a 60dh para dos pero puede variar mucho dependiendo del tipo y del lugar.

 

-Sandwich:

Especialmente en el norte no parábamos de encontrarnos tiendas que hacen sándwich al estilo kebab europeo. Tienen un  pan  grande y un mostrados con maíz, pimientos, carne, mortadela, aceitunas y un largo etcétera y tu eliges lo que quieres poner en el interior sin limite. Por supuesto acompañado de patatas fritas. Establecimientos siempre llenos. Como he dicho en el norte los encontrábamos por todos los sitios pero a medida que descendíamos comenzaba a ser mas excepcional.

17dh a 22dh

 

-Alubias:

Desde el norte, por primera vez en las montañas del rif, hasta el sur hemos encontrado en ocasiones lugares donde venden platos de alubias blancas para comer con pan. Generalmente alubias simples con especias, algún vegetal y sin carne. Cambian totalmente de sabor dependiendo del sitios donde las comas… buena opción para cambiar y terminar lleno

14dh

 

-Sopa:

Nuestra aliada para la cena Harira o Bissara dos tipos de sopas contundentes que por la noche puedes encontrar en prácticamente cualquier restaurante o pequeño bar. Al igual que el resto de comidas se come con mucho pan.

Para nosotros era una opción perfecta para cenar! Caliente, con muchos tipos de verduras, especiada, y barata.

De 5dh a 10 dh

 

-Cous-cous:

Viernes de ccous cous! Plato delicioso que no te puedes marchar sin probar de aquí!

 

-Pescado:

Mas en el sur, cercanos a la costa y con variadas maneras para cocinarlo. Desde el tipico frito, barbacoa, hasta bandejas echas al horno y por supuesto en el Tajin.

 

-Nuestra cocina:

Cuando hemos sido nosotros los cocineros generalmente el menú se ha repetido un poquito… pasta, tortillas, sopas, y cous cous  suelen ser nuestros números uno en la montaña o fuera de ella. La verdad que nos hemos encontrado un poco limitados en cuanto a variedad para cocinar, pero finalmente ha sido suficiente en nuestras rutas.

Existe mucha variedad de comida que no se encuentra en los restaurantes o sitios turísticos, que generalmente siempre suelen ofrecen lo mismo. Especialmente el pueblo Berber tiene muchos platos diferentes. Es con familias que hemos descubierto esta otra parte de la cocina marroquí que nos hecho cambiar nuestra idea inicial acerca de la poca variedad de la comida aquí.

Además y por supuesto  muchos dulces azucaradamente delicioso!

Generalmente solo toman un plato, con mucho pan y te pero no hay postre (de manera general).

Si hablamos de familias apenas utilizan cubertería o platos. Generalmente el plato principal (tajin) o bien otro suele ponerse en el centro de la mesa y todos comen del mismo. Los cubiertos son sustituidos por el pan, utilizando cucharas únicamente para la sopa.

 

Presupuesto

 

3 meses

634,8 Euros conjuntos

317,14 Euros por persona

3,50 Euros de media por persona y día

 

Teniendo en cuenta en que estamos en uno de los países más caros de África estamos contentos con nuestras primeras cuentas. En ocasiones aquí los precios no distan demasiados con los precios que podemos encontrar en España o Francia.

 

Internet

Prácticamente en todo lo que hemos recorrido de Marruecos hemos encontrado locales con wifi sin problemas, honestamente no hemos probado demasiado si el Internet marcha bien siempre cuando es wifi dado que desde el primer momento compramos una tarjeta SIM con Internet.

Nosotros elegimos Maroco Telecom que por 50dh tienes 5 G que para un mes es suficiente. Prácticamente en todos los lugares encontramos 4G, incluido lugares perdidos en el medio del desierto!

Son numerosas las compañías telefónicas que ofrecen buenas ofertas por lo que merece la pena hacerse con una… además a los marroquíes les encanta intercambiar teléfonos por lo que puede ser muy útil para llamar o escribir mensajes también.

 

 

Visa

 Para los ciudadanos europeos la visa es gratuita y con una duración de 90 días. Es posible prolongación de otros 3 meses en cualquier frontera o aeropuerto. Si te pasas de estos 90 días iniciales antes de ir a una frontera te obligan a pagar por día superado.

 

Vacunas

 Viniendo de Europa no te exigen ningún tipo de vacuna especial, pero esto cambia dependiendo de la procedencia del país o de los lugares por los que has viajado anteriormente (especialmente otros países de África) dado que si vienes de países portadores de alguna enfermedad relevante te obligan a estar vacunado de la misma.

No obstante dependiendo del país del que procedas y de tus viajes en el centro de vacunación de tu lugar de residencia te pueden informar de lo que puedes necesitar.

 

Idiomas

 No preocuparse por los idiomas en Marruecos… seguro vas a encontrar el tuyo.

Norte de Marruecos antigua colonia española por supuesto muchos que hablan un poquito o perfectamente español. Centro y sur se establece más fuerte el francés al ser antigua colonia francesa. Comienzan a hablar el ingles pero más en grandes pueblos o ciudades. En el Sahara Occidental mucho español como es de esperar y de nuevo el francés como motivo de los grandes negocios que allí se están haciendo comienza a encontrar su sitio.

Por supuesto el árabe y el Berber.

Las nuevas generaciones es increíble el numero de idiomas que comienzan a hablar fluidamente ( español, francés, ingles, alemán y por supuesto árabe suelen estar entre los básicos).

Nosotros mayoritariamente hemos hablado el francés junto con el poco árabe que nos ha dado tiempo a aprender! Cuando comienzas simplemente a conocer unas pocas palabras veras que tu viaje cambia!

 

Algunas ideas sobre que hacer…

 

Hablar de que hacer en un país es algo demasiado general que depende mucho de los gustos de cada una.

Por supuesto Marruecos es un demandado destino turístico para visitar sus ciudades, su arquitectura, sus medinas y su artesanía. Lugares emblemáticos en la historia dignos de admirar. Para este tipo de información guías como la de Loney Planet suelen ser un buen recurso y un tour por sus principales ciudades puede ser un buen viaje para pasar unos días y sentir a pocos km  de España por ejemplo un gran cambio cultural.

Nosotros como se ha ido viendo en el blog hemos hecho mas vida en las montañas y en tema relacionados con deporte, por lo que voy a intentar dar un poco de información (básica) sobre estos sitios.

 

Tres zonas principales para hacer trekking en montaña:

 

-Montañas del Rif

-Atlas

-Anti atlas

Las tres completamente diferente en cuanto a paisajes y rutas a hacer pero todas con muchísimas posibilidades. Por supuesto Atlas son las grandes montañas mas conocidas con sus impresionantes y únicos paisajes y con la cumbre del norte de África, Jbel Tubkhal con 4000metros de actitud. Nuestra idea era ascenderlo pero no contábamos en estar en Marruecos en el invierno con más nieve desde hace 50 años por lo que finalmente se hizo imposible en esta época. A partir de Abril es relativamente fácil su ascensión, para todos los públicos no se necesita material técnico a excepción de la aclimatación a la altura

Para el resto de macizos es mas difícil encontrar mapas o trecking pero siempre es posible encontrar alguna agencia que te ponga un guía para acompañarte. Si se quiere hacer por libre adicionamos aquí el link de un hombre que ha hecho muchas rutas y da buenas indicaciones. Como ya explique en otro blog si no conoces un poco de montaña no es recomendable meterte solo a hacer una ruta en las montañas de Marruecos dado que las indicaciones no existen y los caminos pueden llegar a hacerse muy confusos.

Link:

http://www.martinpierre.fr/

 

 

Toda la costa atlántica incluido el Sahara Occidental paraíso para deportes náuticos desde Agadir hasta Dakhla maravillosos spot de surf, windsurf y kitesurf.

Fácil encontrar en los principales puntos escuelas para aprender o alquilarte el material, pequeños hoteles, grandes también… completamente Europa style.

 

 

Dos lugares para practicar la escalada:

 

-Gorges de Todra cerca de Tinghir

-Talambote, en las montañas del Rif

 

Todos los niveles de deportiva y clásica. Largos y pequeñas vías.

 

 

Rutas por el desierto, pasear con los camellos, dormir entre dunas o largos recorridos en 4X4 en todo el área cercano a la frontera con Argelia desde Merzouga hasta Tata. También en ciertos lugares cercanos a Marrakech.

 

 

 

Me hubiese gustado meter mas fotos pero hemos andado muy muy justos de tiempo para estas dos ultimas publicaciones… para la próxima. Y por supuesto me gustaría aclarar que la información que doy es en base a nuestra experiencia… puede haber otras personas con información completamente diferente en base al tipo de viaje o a los lugares visitados.

1 Comment

  1. enfin, on l’attendait… belle expérience que vous avez vécu, et je suis fière de la manière dont vous restituez ce que vous découvrez et quel respect vous avez des personnes rencontrées. Belle image de tolérance et de savoir vivre. Je pense que votre récit doit s’ouvrir au plus geand nombre tellement il est riche d’enseignement sur l’être humain. je pense en tant qu’enseignante, de l’impact pédagogique sur les jeunes, même si il faut garder à l’esprit que ce type de voyage demande du courage, de la motivation. Bravo à vous deux et nous vous souhaitons que de belles rencontres à venir. et bravo pour tes réalisations en bois Tom.

    bises maman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!