Merzouga-Sahara Occidental

 

 

Nouvelle option du menu, vous pouvez suivre notre trajet sur une carte du monde…!!

Nueva opción en el menú para seguir nuestra ruta sobre un mapa!!

 

08/02/2018 – 23/02/2018

 

AUTOSTOP

1809KM

6 DÍAS

4 Coches

1 Furgo camperizada

1 Land Rover 4X4 desierto camperizado

2 Camiones de transporte

9 Hombres

2 Mujeres

 

 Especial post para nosotros. Primera vez en este viaje que ya comenzó hace algo más de 3 meses donde de verdad hacemos kilómetros seguidos en autostop día tras día. Que amanecemos en la carretera mañana tras mañana con la incógnita en nuestras cabezas de lo que ese día la vida nos regalara. Hora tras hora mas enganchados a este estilo de vida, donde un nuevo vehiculo corresponde a una nueva vida, un nuevo aprendizaje, una nueva perspectiva. Escucha, entender y compartir diferentes estilos de viaje con diferentes estilos de personas. Creer cada vez más fuerte en esto que estamos haciendo y creando dentro de nosotros. Creer cada vez más fuerte en el inmenso valor del ser humano que cada día nos da una lección y mucho aliento sobre el mundo que con nuestros corazones abiertos estamos comenzando a descubrir.

 

Un viaje por los grandes espacios….

 

Llegamos a Merzouga buscando no solo las cosas que Gui y Guilette nos han guardado durante estos días, vamos también en busca de un poco de sol y calor!

Esta esquina de Marruecos situada a 50 Km. de Argelia es un punto clave para los turistas, uno de los únicos Erg de Marruecos (desiertos de arena) con grandes dunas que ejerce de paraíso para los extranjeros. La mayoría vienen aquí buscando paseos en camello, en 4X4 o noches en el desierto con todo organizado. Además, como de costumbre, gran numero de caravanas de jubilados franceses, alemanas, holandeses o ingleses que vienen a pasar el invierno bajo el sol y la tranquilidad.

Hacer camping sin que nadie te diga nada no es un problema aquí. Toda la parte cercana a las dunas o bien mas en el interior es una zona completamente libre así que situamos nuestro campamento, esta vez con la arena como base, cercanos al camping donde estaban nuestros abuelitos para poder compartir mas de una comida y cena todos juntos al calor… digo al calor porque aunque era eso lo que buscábamos durante 3 días tuvimos frío y nubes en una parte en la que prácticamente todo el año pueden ver los rayos de sol y caminar en manga corta.

Primera lavadora después de casi un mes y medio en Marruecos y algo de organización esperando al día en que por fin el sol apareció y pudimos disfrutar de caminar alrededor y de escalar hasta la duna de mayor altitud para ver el atardecer. Impresionantes vistas que alcanzan kilómetros y kilómetros en un paisaje plano que te deja alcanzar la vista hasta el gran macizo montañoso que ejerce de frontera natural entre la Argelia y Marruecos.

Decimos adiós a nuestros abuelos adoptivos y son esta vez dos jubilados holandeses del camping los que se ofrecen a llevarnos los primeros 40km de carretera hasta Rissani, el pueblo cercano más grande. Desde este punto comenzaremos a recorrer la carretera que atraviesa toda esta parte del desierto por 700 km hasta el sur antes de salir a la costa y entrar en el Sahara Occidental. ( Posible de ver en el mapa que ya funciona agregado en el menu principal de la pagina).

El primer autostop se hace esperar por primera vez unas dos horas hasta que nos para un psicólogo marroquí de la zona, ahora jubilado, que durante largo tiempo ejerció en Francia y Canadá. Ahora, de forma benévola, trabaja ayudando en diferentes proyectos de su país.

Tras invitarnos a un te nos deja en Alnif, un pueblo pequeño por el que ya pasamos anteriormente famoso por sus fósiles de trilobites (entre otros) y por sus excursiones geológicas. Además de la búsqueda de fósiles fue allí donde hace 5 años cayo un meteorito de especiales características, lo que le ha donado un poco mas de fama en este ámbito.

Paramos a cenar en un restaurante donde intercambiamos conversación con Mohamed uno de los “reales” geólogos de la zona que es el que nos explica un poco acerca de todo esto ( en ese momento con un equipo de geólogos italianos de visita).

Esta vez tenemos una dirección para dormir,  la gasolinera del amigo de Hammou donde dormimos una semana antes… es llegar y directamente abrirnos la pequeña habitación para que de nuevo pasemos allí la noche.

El día comienza con sol y comenzamos el stop en una carretera poco transitada. Al igual que el día anterior el primer autostop se hace esperar pero finalmente llega de manos de un profesor de escuela que vive en un pueblo cercano. Nos avanza 30 km hasta el siguiente pueblo donde paramos a comprar algo de fruta para continuar. Turistas con coches alquilados y caravanas son los únicos que de vez en cuando vemos pasar en la carretera… pero ninguno de ellos se para… comenzamos a reflexionar acerca de que en nuestro viaje por el momento únicamente nos han parado marroquíes por lo que nuestra desconfianza con los turistas cae en picado…estadísticas y números vienen a nuestra cabeza.

La cosa avanza lenta pero el humor es bueno por lo que con unas piedras de alrededor y con el tapón de una botella comenzamos a jugar una petanca que nos entretiene durante casi una hora (cuando vemos un coche a lo lejos vamos rápido a hacer stop y después seguimos jugando). En una de estas y para romper nuestras estadísticas una pareja de turistas de Austria se para! Han alquilado un coche para moverse en su pequeño viaje de 10 días en Marruecos y muy simpáticos nos avanzan 30 km hasta la ciudad cercana más grande. Cinco minutos necesitamos esta vez desde que nos pararon hasta que Moustapha con su 4X4 se para a recogernos.

Moustapha se merece su propio post, pero tratare de darle aquí la importancia que se merece.

Nada mas recogernos paramos en un hotel a la salida del pueblo donde necesitaba comprar no llego a saber cuantos litros de alcohol, para él y para todos sus obreros que están trabajando en las minas. (En Marruecos es realmente raro ver un sitio público donde se pueda comprar alcohol, la mayoría es en Hoteles de turistas o sitios específicos que solo la gente que lo consume sabe encontrar). Moustapha nos explica que por el momento el va hasta Zagora (150km) y que depende como sea allí la situación quizás nos pueda avanzar 80 Km. mas en nuestra dirección. Cerveza tras cerveza (nosotros llegamos a beber 2) nos cuenta su vida durante el viaje. Es el dueño de 3 minas de Baritina en los alrededores, dos cerca de Errachidia y una a 80km de Zagora. Nosotros conocemos la existencia de numerosas minas de fosfato a lo largo del Sahara y sobretodo en las montañas fronterizas con Argelia, pero no sabíamos exactamente que minerales se extraían y como son las minas dado que desde la carretera son imposibles de ver.

Ha surgido un problema con uno de sus camiones de carga en la mina cercana a Zagora y va allí para buscar a un mecánico que lo arregle pero no sabe hasta que lleguemos si el mecánico ira en el mismo día o al día siguiente. Nos explica el funcionamiento de las minas, los derechos que se exigen para llegar a explotarlas y el dinero que hace falta para comenzar. En su caso el vende todo directamente a Mineralia, una empresa española con sede en Girona. Marruecos es el primer exportador de baritina de todo el mundo seguido por India y China, mineral utilizado principalmente para el blanco de la pintura, para la industria del petróleo y para las salas de rayos X.

Es un buen mineral porque es relativamente fácil de encontrar, de realizar la extracción y es muy pesado por lo que el dinero a cambio es bueno (normalmente 40 euros limpios por tonelada llegando ha extraer un máximo de 20 toneladas por día).

Nos habla de su vida personal y aunque aquí no voy a hablar demasiado puedo decir que con el aprendimos mucho acerca de temas que nunca antes habíamos tratado con un marroquí. De origen el era profesor de escuela, pero su padre tenia minas y tras ejercer varios años en la educación decidió terminar con esto y meterse también en el negocio familiar.

En nuestro camino a Zagora encontramos extensos campos de agricultura con pequeños invernaderos… si en el medio del desierto… se puede pensar que es muchas cosas, pero por mi misma nunca llegaría a creer que se trata de sandias. Hace 4 años se descubrió una reserva de agua subterránea en la zona y alguien probo a plantar esta fruta… funciono y se puso de moda. Desde hace 3 años es el principal cultivo en esta zona sustituyendo las antiguas hectáreas de henna y datiles. El gobierno da cierto dinero para potenciar este cultivo que tiene su cosa especial en que en marzo ya tienen la primera tanda. Principalmente se exportan a Arabia Saudi y otros países en Europa por alrededor de 70 céntimos el kilo… las ultimas tandas se venden de manera mas local en grandes ciudades de Marruecos. Han sido muchas las familias que se han mudado ha esta zona para plantarla pero gente local nos dice que se sabe que este proyecto tendrá una fecha de caducidad, dado que la reserva de agua no es eterna y es un recurso imprescindible para este cultivo.

Entre historia e historia llegamos a Zagora, donde Moustapha nos invita en uno de los mejores restaurantes a comer un delicioso Tajini. Tras hablar con el mecánico este accede a ir hoy mismo a las minas en la montaña para mirar el camión por lo que Moustapha nos ofrece ir con el  y dormir con los obreros en las minas para que así los conozcamos y visitemos aquello… accedemos directamente! Además nos avanza 80km más en nuestra desértica dirección.

Hacemos estos km hasta la mina detrás del 4X4 sintiendo el viento en nuestras caras y observando este paisaje mágico de grandes espacios que tanto nos atrae. Pequeñas acacias manchas este monótono paisaje dando alimento a los camellos que andan lentamente por los alrededores y que de vez en cuando se cruzan en la carretera pasando con una armonía que te hace observarles hipnóticamente por varios segundos.

Llegamos a una desvío donde nos metemos por una pista dentro de la montaña hasta acceder al sitio donde esta acumulado parte del mineral extraído y donde se encuentra el camión averiado.

Esta mina es joven, la están explotado solamente desde hace 6 meses y una de las partes esta solo en búsqueda del mineral no en extracción todavía. Aquí están trabajando dos equipos, uno de 4 jóvenes y el otro de 10. Las casas distan de escasos 2 km entre ellos.

Los obreros son generalmente chicos jóvenes (nunca menores de 18) de la región y algunos de fuera de ella que vienen aquí como si de un trabajo de sesión se tratase (comparándolo por ejemplo con la recolecta de la fruta en Francia), vienen a pasar 4 o 5 meses en la montaña a hacer dinero y no gastarlo dado que no tienen nada alrededor. Tienen una pequeña casa construido por ellos mismos con todo lo que necesitan; agua, zona de ducha y un cocinero que les hace todos los menús para que ellos mismos no pierdan tiempo en hacerlo cuando terminan de trabajar cansados.

Es fácil llegar a un sitio así con nuestra mentalidad europea y criticarlo. Criticar con unas ideas asociadas a una arquitectura mental creada desde  pequenos en Europa con aquello que hemos visto y vivido en lo que es un continente completamente diferente.

En mi opinión no es justo criticar las condiciones de trabajo bajo estas perspectivas.Necesitas conocer de verdad el país y su cultura y entonces te vas a dar  cuenta que una cosa va asociada a la otra. Marruecos es diferente a Europa, tiene diferente estilo de vida, diferente cultura y diferentes necesidades. Consideramos que los jóvenes que trabajan aquí tienen buenas condiciones, tienen una oportunidad de trabajar y de ahorrar dinero, esa oportunidad no se encuentra en las grandes ciudades donde muchos de ellos deambulan sin saber que hacer, no tienen ninguna especialidad y su único objetivo es salir de la vida del campo donde se encuentra su familia. Llegan a las grandes ciudades y muchos de ellos se dedican a mirar pasar el tiempo por las pocas posibilidades que finalmente allí encuentran y los elevados precios. Finalmente muchos de ellos hacen pequeños trabajos en diferentes ámbitos (aquí el concepto de “mi profesión es tal o tal cual” no existe) no hay especialización en muchos casos, solo trabajo, pero el problema es que viven en la gran villa por lo que el dinero se esfuma tan rápido como se gana.

Hablo acerca de esto porque este tema es algo que desde hace tiempo, desde que viajo, me pone muy triste. Me pone triste estar en países que nada tienen que ver con Europa y ver organizaciones que tratar de “ayudar” estos países (ya sea con agricultura, con escuelas, con construcción…largo etcétera) desde una perspectiva totalmente europea, tratándoles de imponer cosas que en el país no tienen ningún sentido, parece que en muchas ocasiones el sentimiento de colonización no ha terminado, aunque ahora sea un poco mas camuflada y bonita de cara al mundo exterior. Cercana a esta mina hace años había otra mina comprada por Italianos y lo primero que se encargaron de hacer fue duchas de agua caliente; buenas construcciones para dormir y un largo etcétera… por supuesto criticando las condiciones laborales de las minas marroquíes. En su cabeza no pueden entender que aquí no es una  prioridad tener una ducha caliente o una construcción de cemento, al igual que el 90 por ciento de la población de la región, calientan un poco de agua en el fuego para mezclarlo con fría y se duchan y construyen sus propias casas con piedra de la montaña en lugar de con cemento de una cantera situada a 150km. Es imprescindible entender el país, su cultura y sus condiciones antes de criticar nada o intentar cambiar nada acerca de el. Son diferentes maneras de funcionar, la manera europea o americana no tiene porque ser la manera a establecer en todos los continentes.  Todo lo que vemos en la televisión dista mucho de la realidad y eso es algo que compruebo de manera muy fuerte cada día de viaje.

Esta es mi opinión acerca de las minas que he visitado aquí y acerca de lo que he visto con mis ojos tanto en Marruecos como en otros países, excepciones y abusos pueden existir siempre y por supuesto eso es algo que nunca apoyare. ( Además hablo de las condiciones laborales de los chicos que trabajan allí y de su situación, no entro ha hablar del tema político o económico en cuanto al trafico de minerales y explotaciones en masa así como del impacto ecológico que esto puede llegar a tener en diferentes lugares).

Importante a decir es que aquí es cierto que tienen especial suerte de tener un patrón como Moustapha, hemos visto muchos detalles que mismo nosotros no hemos recibido en muchos trabajos de la tan políticamente correcta Europa.

Pero continuemos… porque sin saberlo era noche de fiesta! Uno de los grupo ha encontrado una nueva zona por lo que según ellos eso se celebra. Moustapha nos dice que vamos a cenar todos juntos y en el 4X4 nos ponemos en marcha por la montaña hacia no se donde buscando una casa de un nómada donde según Moustapha vamos a recoger la cena. Llegamos y para mi sorpresa (Thomas dice que recordara toda su vida mi cara) veo que la cena es una pequeña cabra viva.

Moustapha no se para de reír al ver mi expresión y me explica que en la tradición Berber cuando algo bueno pasa como en este caso se celebra degollando a una cabra y comiéndola. Se degolla en la zona de las minas a estilo halal para poner toda la sangre en la montaña para con ello dar gracias y pedir mas minerales y no accidentes de trabajo.

En el camino hacia el campamento y con la cabra detrás haciendo ruidos trato de asimilar y aceptar todo esto en mi cabeza. Realmente lo encuentro lo más natural que puede existir y comparto esta manera de consumir la carne y de celebrar. Los nómadas que hay alrededor tienen cabras como principal y única economía, nada mas, se pasan el día con ellas caminando de un día para otro y nosotros a escasos 8 km vamos a buscar una para matarla allí mismo y consumirla practica que no se hace diariamente donde el menú en su mayoría esta conformado por vegetales… HUELLA ECOLÓGICA 0 ¡!si todo el consumo de carne fuera así no tendríamos los problemas que tenemos… pero aun así no es fácil para mi pensar que quizás tenga que ver esto en directo.

Llegamos con la cabra al campamento y para mi alegría se la dejamos a los 5 jóvenes y nosotros vamos al otro campamento a llevarles las cajas de verduras y demás sustento que Moustapha les ha traído para 15 días (cada 15 días el viene para abastecerlos aunque ellos cuentan con un coche y una moto por si necesitan ir a buscar algo).

En el tiempo de una hora que tardamos en hacer todo esto, cuando volvemos al otro campamento sobre la mesa solamente encontramos toda la carne completamente limpia y ordenada y los jovenzuelos haciendo brochetas para ponerlas en el fuego… yo alucinada de cómo pueden tener la experiencia para haberlo hecho tan rápido y profesional (obviamente e algo que han visto desde pequeños).

Cenamos todos juntos (por respeto y por probarlo como dos trozos de carne pero realmente el sabor no es mi preferido) como de costumbre nos ofrece el corazón y los pulmones bien fritos una de sus mayores delicias… decimos que no. Insisten porque según ellos son proteínas para que caminemos bien pero de nuevo decimos que no es posible.

Ponemos nuestra tienda en el segundo campamento sobre la 1 de la mañana, definitivamente hemos hecho nuestro record de hora, y amanecemos con el sonido de la maquinaria de la mina extrayendo.

El cocinero, un amor, nos prepara un buen desayuno y pasamos la mañana viendo como trabajan… son pequeños agujeros con un máximo 20 metros de profundidad (dado que son minas jóvenes, en los alrededor hay ancianas minas que ya están excavando a 120 metros de profundidad). En este caso hay 3 agujeros, tres chicos bajan con una cuerda cada uno en un agujero y comienzan a sacar piedra que cargan en cubos, cuando estos cubos están llenos los otros chicos desde arriba y ayudados de maquinas lo suben al exterior. Uno de ellos esta sacando la bariotita pero los otros sacan todavía mezclados con otros minerales por lo que tendrán que seguir bajando hasta que la encuentren pura. Para ello en el fin del día se meten explosivos en el interior que derrumban la siguiente parte del agujero que al día siguiente se va a extraer. Son agujeros verticales, no tienen canales. Cundo se ha reunido una cantidad significativa los camiones directamente de la empresa española vienen y los cargan.

Los jóvenes que están fuera cobran generalmente 100 DH por día, sobre unos 3200DH al mes, un poco mas del salario mínimo dado que normalmente tienen una prima. Los que están dentro y abren el agujero generalmente asciende a unos 150DH. Comienzan a las 7 de la mañana hacen pausa de comida y generalmente a las 4 terminan. (Depende del día pueden hacer horas extras).

Al mediodía llega Moustapha de terminar de arreglar el camión y comemos todos juntos pizza berber que nos prepara el cocinero, compartimos nuestros últimos momentos en la mina con los obreros y bajamos a la carretera principal para tratar a las 4 de la tarde de hacer autostop y avanzar un poco … sabemos que será difícil porque la carretera esta desértica… pero la suerte esta con nosotros y esta vez es una furgoneta camperizada con una pareja de belgas que nos para en el medio de la nada con cara de mucha sorpresa al encontrarnos allí.

Nuestra historia con Moustapha se ha acabado pero lo guardamos en contacto y como un buen muy buen recuerdo dado que realmente lo encontramos como una persona inteligente, humana y con el que comprendimos muchas cosas de la cultura marroquí.

Barbara y Juan con su bonita furgo nos explican que su plan es hacer 50km hasta el próximo pueblo y entonces coger una pista para entran un poco en el desierto y pasar allí la noche tranquilos para al día siguiente ir hasta TATA, 100 km mas en nuestra dirección. Después se desvían directos en dirección a la costa.

Nos invitan a pasar la noche con ellos por lo que con un buen atardecer ponemos la furgo y la tienda y esta vez con sillas y mesa compartimos un buen vino, una deliciosa cena de espaguetis a la Belga y buenas conversaciones acerca de nuestros viajes y experiencias (ellos llevan un año viajando a lo largo de Francia, España Portugal y ahora Marruecos). Encantadores y después de un desayuno de lujo (es lo que tienen una furgo que puedes portar los pequeños placeres) nos dejan en Tata sobre las 12 donde decidimos hacer parada para tomar un Hammam y acampar en un palmeral cercano al pueblo.

Los cambios se comienzan a sentir en este pueblo del que tan buen recuerdo me llevo. Comienza a haber más población negra, las mujeres comienzan a vestir con faldas o largas telas de colores que las cubren totalmente, los hombres visten ahora jelabas con telas ligeras y hasta en ocasiones de manga corta. Incluso la música dentro del hammam suena mas “africana”.

Que bonita sensación es apreciar todos los cambios que se van produciendo a medida que descendemos. Te facilita el entender la cultura de cada lugar…Lentamente las personas se ven trasformadas a medida que la naturaleza comienza a cambiar haciendo eco del enorme poder de adaptación del ser humano.

Despertamos sin frío! Somos felices de haber dejado los despertares gélidos en el las montañas… despertarse con sol cambia las mañanas cuando tu casa es una tienda de campaña.

Estamos enganchados, es así, enganchados a ponernos en la carretera, levantar el dedo y esperar la sorpresa que nos va a regalar el día. El paisaje continúa manteniéndose por km… y nosotros tras un pequeño desayuno nos ponemos a trabajar tratando, con calma, de parar a algún coche. Muchos 4X4 a los que ya ni siquiera hacemos autstop… pero la vida quiere sorprendernos de nuevo y romper números… por lo que después de unos 20 minutos dos LAND ROVER matricula suiza completamente equipados se paran enfrente nuestro (esta vez ni si quiera hemos hecho stop) con un chico joven al volante. Con gestos le pregunto si para porque tiene algún problema en el coche o algo y sonriendo me dice que si estamos haciendo stop podemos montar!

Wuau! Thomas y yo alucinamos… hemos visto algunos de estos Land Rover camperizados y todo el tiempo nos hemos preguntado muchas cuestiones acerca del tipo de viaje que vienen a hacer. Dos días atrás tal cual yo le había dicho a Thomas “ Es una pena porque los Land Rover siempre van con pareja y no tienen sitio pero imagina! seria genial encontrar a un chico o chica que no viaje con nadie para que nos explique un poco y ya por pedir que nos lleve por algunos km dentro del desierto!”. Deseo cumplido. Ben nos acoge en su coche, y Mathias nos acompaña detrás con el suyo. Estos dos amigos de Zurich han venido a pasar un mes a Marruecos para viajar utilizando estos coches equipados y construidos por ellos como se merecen; Dentro del desierto. Conducen a través de las dunas y en largas pista donde pueden tener una independencia de hasta 3 días. Con Ben el viaje es ameno, charlamos acerca de su vida, de sus viajes y de su trabajo. Trabaja como técnico para una compañía que hace diferentes jornadas de cine al aire libre en diferentes países (especialmente Brasil y Australia). Ha trabajado muchas horas durante los últimos años para acumularlas y ahora poder tener todas las vacaciones juntas (también para construir su caro LAND ROVER). Un mes en Marruecos disfrutándolo por el desierto ahora van dirección a la costa a usar un poco las tablas de surf que tienen sobre el techo, después vuelta a Suiza para trabajar por un mes y vuelo a Australia para restar allí cierto tiempo.

Buena gente, conversación no falta en los 300 km que hacemos juntos hasta Guelmim. Para nuestro placer los últimos 40km son por una pista en el interior… teníamos que probar estos coches en su terreno!

Los deseos se cumplen.

Nos despedimos de ellos en la ciudad que hace de punto medio entre toda la costa Marroquí y del Sahara Occidental y directos antes de alejarnos de la ciudad para poner la tienda y de comprar algunas cosas para la cena nos acercamos a un restaurante para comer algo.

Como de costumbre la vida nos trae algo bueno a nuestra mesa… Omar se para a charlar con nosotros y finalmente nos acompaña toda la comida te incluido. Marroquí nativo de esta ciudad vive desde hace 20 años en Colonia, Alemania donde trabaja como mecánico y donde tiene toda su familia. De vez en cuando viene aquí para ver a sus padres y para transportar ciertos camiones que compra en Europa a Mauritania, por lo que nos da buena información a cerca de este país y ciertos consejos.

Pero hay una cosa mas importante que todo esto…Omar me vende su gorra! Solo dos días con sol y mi cara comenzaba a estar como un tomate. Entre el autostop y la pereza de ir al mercado a buscar una gorra, regatear y largo etcétera lo iba dejando y dejando… y de repente aparece el con una gorra normal y de mi talla!

Le pregunto donde la ha comprado y me dice que en Alemania pero que si la necesito por 4 euros me la vende… trato hecho!

Los colores se comienzan a transformar en la ciudad anunciado la noche que para nuestra alegría cada día se retrasa algún segundo. Comenzamos a caminar hacia las afueras de la ciudad en dirección donde al día siguiente continuaremos la ruta, después de la ultima gasolinera la ciudad se acaba y el desierto vuelve, por lo que es fácil de encontrar una plaza para nuestra tienda con la ventaja de tener un café cerca para la mañana, donde comenzaremos nuestro día con… SOL otra vez!

Mano arriba para salir de Guelmin le digo a Thomas que seria bueno que nos cogiese un gran camión de transporte por cambiar…

15 minutos y un camión de transporte de cemento que va hasta Laaouyone, 400 km se para. La magia continúa. Al volante Idris que cada día hace esta ruta ida y vuelta desde hace 17 años. Primero pensamos en ir con el hasta TAN-TAN después hasta Tarfaya y finalmente hicimos juntos los 400km de trayecto hasta un pequeño pueblo cercano a Laayoune donde el descargaba y cargaba su mercancía.

Divertidas conversaciones con su poquito francés y nuestro mas poquito árabe, llegamos a comunicarnos y a compartir un poco de nuestras vidas para ambos sorprendemos y aprender. Paramos a medio camino en un sitio donde básicamente se paran camiones a comer y continuamos directos por la costa hasta Fouem Loued.

Entramos en el Sahara Occidental.

Sentimos algo diferente.

Innumerables controles de la policía marroquí paran el camión y en cada parada cogen nuestro pasaporte. Quieren saber por cada punto que pasan los turistas, la hora, la fecha… todo sea por la seguridad como ellos dicen constantemente, tenemos que estar en el registro.

Territorio con una política muy complicada en la que no me voy a extender en este momento, lo haré en el siguiente post después de haber vivido aquí un tiempo para con ello tener mas impresiones y conocimientos acerca de la realidad en esta tierra dominada por unos y trabajada por otros.

Paramos de nuevo en lo que comienza a ser nuestra segunda casa, una gasolinera y siguiendo el ritual vamos a tomar un café para pensar como organizamos la noche. Thomas pide el café y yo me acerco a la tienda de la gasolinera fuera del café para comprar unas galletas…

Una nueva historia llega.

Hay mucha gente en la tienda y yo trato de decir al chico que esta detrás del mostrados que le dejo el dinero en la mesa de lo que normalmente cuestan estas galletas. El chico me hace gestos de que espere que esta atendiendo a otras personas. Yo espero y cuando la tienda esta despejada y estamos los dos solos le digo que cuanto es. Su respuesta es “un beso y acto seguido me toca una “teta” me quedo paralizada y dentro de lo que en ese momento mi inconsciente me da le comienzo a chillar diciéndole que de que va que eso no se puede hacer nunca que si esta mal de la cabeza (realmente no me acuerdo bien de lo que dije pero algo parecido seria). Salgo de la tienda y voy donde Thomas para tratar de explicarle lo que ha pasado pero no termino de hablar cuando vuelvo a la tienda para esta vez mas alterada. Le comienzo a chillar y a explicarle las cosas mas claras. Thomas viene y hace lo mismo. El no reacciona, no se mueve y ni si quiera trata de hacer nada. Salimos de la tienda y le explico a Thomas que no puedo dejar las cosas así, no se lo que le pasa a ese chico pero lo que ahora es algo “mínimo” puede degenerar en algo grave en el futuro si el no entiende las cosas. Para mi no ha sido nada finalmente pero como viajera solitaria que he sido antes (y por mi) siento la necesidad de hacer algo por posibles mujeres futuras que puedan llegar aquí solas y que se encuentren con una situación desagradable como esta o con algo mas serio.

Nos dirigimos a la policía justo enfrente y les explicamos lo sucedido. La Policía responde y 3 de sus agentes me dicen que no me preocupe que vayamos a hacer algo.

Para ellos esto es un impacto grande, en Maruecos existe una seguridad máxima constantemente, es un país muy seguro, su prioridad es cuidar al turista y siempre trabajan a fondo para ello teniendo en cuenta que es una fuerte entrada de ingresos para este país. Además el problema es que ha sido en un trabajo de cara al público, a un cliente por lo que la cosa es mas complicada. Como extra, nunca en Maruecos he visto una tienda con video-vigilancia y la típica pantalla con las cámaras, pero esta tienda lo tiene.

Todos juntos nos dirigimos a la tienda y yo (un poco loca, todo hay que decirlo) le digo al chico que les explique lo que ha hecho… el me hace señales de que estoy loca por lo que esto me vuelve loca de verdad. A medida que avanza la situación me voy dando cuenta de que es un chico especial… con algún problema que no me arriesgo a escribir. Apenas habla, tiene una mirada perdida y parece extremadamente tímido. Los policías me explican que es muy joven y efectivamente “que es especial”. Les explico que comprendo esa parte pero que aun así no se le puede dar vía libre para hacer algo así, hay que hacerle comprender que eso no es algo que se pueda hacer, que no se puede tocar a una mujer sin permiso, eso tiene que entrarle en la cabeza, en ese momento es mi única prioridad, que se le grave dentro.

Tras 10 minutos en la tienda el chico acepta lo hecho y me pide disculpas en público. La policía me traduce todo lo que le quiero decir y acto seguido me dice me dice que es lo que yo quiero hacer, puedo “perdonarlo” y entonces el pasara una noche en prisión y se hará una declaración donde el constara con una falta durante 10 años en su expediente, si vuelve a suceder algo similar ira a presión directo por 15 años.

Reflexiono aunque la respuesta esta dentro de mi desde el principio. No veo maldad en la cara de este joven, veo a un chico en al adolescencia, con especiales problemas, extremadamente tímido y con represión en ciertos aspectos. Conozco que esto no es un justificante para decir “no pasa nada” por lo que ha hecho pero en este momento y tras valorar la situación y su actitud decido que yo no quiero que le meten a prisión directamente, esta vez ha sido una falta breve, por primera vez en su vida, y lo único que quiero es que de esta falta aprenda sin por ello condenar parte de su vida en una prisión en este lugar.

Considero que las falta en el expediente, las disculpas, el discurso de la policía y la noche en prisión es suficiente para hacer entrar en su cabeza que si hace de nuevo algo así puede ser la catástrofe para el ( y para su familia).

La policía esta contenta de lo que he decidido y no nos dejan de dar todo tipo de cosas… botella de agua, chocolatinas y hasta un paquete de tabaco MALBORO para Thomas.

En la parte alta del restaurante de la gasolinera nos reunimos todos, incluido el padre del hijo que llega en ese momento. Esta muy enfadado. En la religión islámica una falta así y mas en la área de trabajo es una falta muy fuerte. Los policías me traducen lo que dice el padre, esta muy avergonzado y no quiere hablar con su hijo. Con la ayuda de la policía para la traducción del francés al árabe hablo con el padre. Él no deja de darme las gracias por haber decidido perdonarle una y otra vez al igual que la policía que conoce a la familia. Saben que en cierto modo han tenido suerte de dar con una persona como yo y como Thomas. Si esto hubiese sucedido con otra pareja la cara del chiquillo en cuestión tendría alguna que otra marca y posiblemente hubiesen pedido algo mas duro para el.

Tras reflexionar mucho me siento bien de cómo he hecho las cosas (por supuesto que cuando volví la segunda vez dentro de la tienda quería lanzarle de todo incluida mi mano), pero no creo que sea siempre esa la solución.  Depende de la circunstancia y la persona supongo que se pueden dar diferentes soluciones posibles, y en este caso creo esperar que el chico entendiera que lo que hizo no era normal y correcto y que no se deja pasar nada mas así por la mujer que lo sufre. Creo que el ha entendido que si vuelve a hacer algo similar tendrá graves problemas no solo a nivel policial sino, lo que en Marruecos es mas importante, a nivel familiar. (Esta familia trabaja en el Sahara Occidental pero es procedente del norte de Marruecos).

El padre, que es al mismo tiempo es el que lleva el restaurante de la gasolinera nos dice que podemos cenar allí, desayunar al día siguiente y pedir absolutamente todo lo que necesitemos. Por su parte la policía nos dice que al día siguiente ellos pararan a un medio de transporte para que lleguemos hasta Dakhla, que no hace falta que hagamos autostop porque ellos conocen a muchos conductores que nos pueden llevar, y además nos dicen de poner la tienda detrás del puesto de control.

Así lo hacemos… ponemos la tienda, y vamos a cenar ya relajados pensando en todo lo sucedido con humor… en este momento somos los reyes de la gasolinera, todo el mundo nos ofrece cosas y cenamos hasta acabar muy llenos (prácticamente estamos obligados a ir a cenar porque según la policía eso le hará al padre sentir mejor y menos culpable por lo sucedido y le dará tranquilidad que aceptemos un gesto suyo).

Historia terminada. He pensado mucho sobre si poner esta historia en el blog o sobre reservarla para mí. Finalmente llegue al porque sobre plantearme esta cuestión. No quiero que nadie mal interprete ni imagine cosas erróneas acerca de Marruecos o del Sahara Occidental dado que en contadas ocasiones es un pueblo al que los europeos ponemos feos adjetivos muy rápido.  Marruecos es el país mas seguro al que he viajado hasta el momento, como he dicho anteriormente cuidar al turista es su prioridad y eso lo puedes encontrar prácticamente en todas las esquinas del país. La policía en este caso específico me atendió de manera muy profesional, tratándome como ellos decían como si fuese a su hermana a la que eso le hubiese sucedido. Se había acabado su turno de trabajo después de 12 horas de servicio y no se movieron hasta que acabaron con mi caso.

Esta vez estoy viajando con Thomas y es cierto que el verme con un hombre y con un anillo, joya que facilita mucho las cosas incluido dormir en ciertos sitios donde si no tienes el acta matrimonial o al menos una alianza no puedes dormir en la misma habitación, no puedo tener la misma opinión acerca de cómo vive una mujer el viajar sola en este país pero creo, sinceramente, que es muy difícil que pueda llegar a pasar algo grave. Siempre preguntan si estamos casados, a veces pueden mirarte mucho y hasta decirte que si no te quieres casar en Marruecos… me he encontrado esto las veces que me he separado de Thomas y me he movido sola para pequeñas cosas… pero pese a la incomodidad que puede generar siempre que te pregunten constantemente si estas sola o casada nunca he sentido que la cosa pueda llegar a mas.

Creo que esto que me ha sucedido ha sido un caso especial pero creo pensar desde mi experiencia que no es lo habitual, que no es algo que pasa diariamente. Como siempre la opinión de una mujer que viaje sola por este país por su puesto tendrá mas relevancia que la mía que como he dicho se ve un poco condiciona por tener un hombre a mi lado, lo que frena numerosas preguntas que imagino pueden resultar muy cansadas.

Por la mañana de nuevo súper desayuno con zumo de aguacate incluido tomándonos nuestro tiempo dado que la policía nos dice que podemos esperar en el café hasta que nos paren un coche. Tras una hora o algo menos Lassane con su camión de transporte de 32 toneladas de pescado nos recoge destino Dakhla, paraíso del kaitesurf, donde pensamos restar un poquito antes de cruzar a Mauritania.

Comenzamos a las 11 de la mañana el viaje y llegamos a las 10 de la noche… casi 12 horas de viaje para los 450 Km. que separan estas dos ciudades. El viaje se hace largo y muy cansado. Las primeras horas hablamos y hablamos, paramos en algún pueblo en el camino a comprar fruta, después a beber café, después a beber tete, a cargar el teléfono… pero los km parecen no avanzar. La carretera parece una broma. Estamos hablando de una ruta de comercio por excelencia, la única ruta que une África con Europa, todo sube por aquí, por eso también la cantidad de controles son todavía mayores a la parte anterior, pero pese a ello pese a ser una carretera enormemente transitada por grandes transportes, la carretera esta completamente destrozada.

Un carril súper pequeño con apenas anchura que obliga a los camiones siempre que se cruzan a hacer maniobras en numerosas ocasiones peligrosas. Además se esta comenzando con el nuevo proyecto de hacer una nueva carretera por lo que a veces hay desvíos sin apenas indicación por pistas complicadas para el paso de camiones. Todo tipos de matriculaciones procedentes de África en la carretera, los más viejos camiones cargados al máximo avanzan a una velocidad que parece anunciar que su vida se terminara pronto.

Llegamos a nuestro destino realmente cansados, pero contentos porque creemos que esta bien haber recorrido esta ruta dentro de dos camiones, hemos conocido la dura vida de estos transportistas que hacen mas de 1600 km en dos días sin apenas parar y además con el extra de tener este paisaje de desierto detrás de la ventanilla donde, creo, la fuerza psicología tiene que ser muy grande, puedes ver a 50 km a la redonda los camiones al otro lado, grandes rectas y monótonos paisajes que solamente cambia cuando te acercas mas a la playa y puedes ver ciertos barcos o acantilados . También cuando algún camello se te cruza por medio de la carretera o cuando, como en nuestro caso, suspiras y analizas el paisaje que llevas viendo durante horas. Naturaleza pura, naturaleza fuerte, casi inhabitable en ciertos lugares, tener esto enfrente de ti te hace sentir realmente pequeño, el único impacto humano aparente es asfalto utilizado para la carretera…pero mismo el asfalto en ciertas ocasiones queda totalmente comido por la arena que revindica lo que en otro momento fue su espacio.

Estamos en Dakhla, Sahara Occidental, 400 Km. de Mauritania. Tras 4 días aquí hemos conseguido aquello que perseguíamos… encontrar un trabajo a cambio de alojamiento, comida y lo que es más importante; material de kitesurf y surf. Construcción de un Eco-lodge con diferentes proyectos abiertos, creemos que el siguiente post vendrá cargado de historias diferentes antes de continuar nuestro viaje camino, ahora si, África.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7 Comments

  1. Jo Alba que bien te veo en las fotos y que alegria poder ir leyendo poco a poco todo lo que estais viviendo.
    Sigue empapandote de todas las experiencias (buenas y malas) que este viaje os da.
    Gracias por compartir aquí vuestro a día a día y mantenerlos al tanto de todo. Hace que estemos un poco más cerca en la distancia.
    Abrazos fuertes desde Alemania

    1. Andrea! Que bonica eres 🙂 Que ilusion me hace leer el primer comentario en espanol! Y ademas que sea tuyo…Gracias por las palabras y gracias por leernos! Escribir y saber que personas importantes para mi siguien la historia me hace sentir muy feliz…es el proposito…acercaros un poco à esto que estamos viviendo compartiendo un poquito! Poco a poco supongo iremos mejorando un poco algunas cositas (espero!)… Te envio un abrazo enorme enorme direccion Bremen y de nuevo te digo gracias por escribir! Se me ha puesto una sonrisa muy grande!! En viaje pocas palabras créan grandes emociones!Besos amorzete! ( Perdona por las faltas…maldito teclado francés !)

  2. Ola, que tal? Esperamos otras palabras de la perioda a Dakla!!!!que haceis!!
    En frances: coucou, on attend le recit de Dakla….j espère que vous allez bientôt l envoyer. Nous on est au festival de l aventure à Lons, il pleut, et même il va neiger en plaine!!!?bises à vous 2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!